Reparto de puntos con polémica

Reparto de puntos con polémica
Sanda Sáinz

El Pradejón empata, de penalti, en el minuto 95

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

El municipal de Pradejón fue ayer escenario de un partido extraño, inusual, por definirlo de alguna manera, en el que el árbitro Juan Francisco Morato Vega se convirtió en el principal protagonista. Pitó dos penaltis a favor de los locales, sacó tres tarjetas amarillas a los verdiblancos y diez amarillas y tres rojas (dos por doble amonestación y otra directa) al Náxara, cuyos aficionados mostraron su malestar con el colegiado, sobre todo en la segunda parte.

2 Pradejón

Alvaro, Alberto, Salah, Parada, Abrahan, Juan, Julen, Mikel (Javi, m. 61), Iker (Garatea, m. 77), Abderra (Iván, m. 75) e Ibrahim

2 Náxara

Heras, Madero (Quirino, m. 65), Arturo, Eloy, Queleño, Esaul, Javi Martínez, Miguel, Orodea (Duce, m. 88), Muri y Pablo (Rojo, m. 55).

Goles
1-0, m. 5, Abderra; 1-1, m. 66, Miguel; 1-2, min. 83, Orodea. 2-2, m. 95 Salah.
Árbitro
Morato. Ayudado por Pérez y Cores. Amonestó a Parada, Julen y Garatea, por el Pradejón; Javi Martínez, Eloy, Queleño, Duce, Quirino y Muri, por el Náxara. Expulsó por doble amonestación a Madero (65'), Arturo, tras concluir el partido, y al técnico Roberto Ochoa (66')

El encuentro comenzó bien para el Pradejón. En el minuto 5, Ibra realizó un gran pase a Abderra que, con la defensa del Náxara adelantada, se quedó sólo frente al portero Heras y marcó el primer gol. Los blanquiazules intentaron reaccionar, pero la primera parte fue un constante intercambio de jugadas. Orodea estuvo a punto de marcar para los visitantes, pero Álvaro desvió el balón con el pie.

La ocasión más clara la tuvo Abderra, que en una contra cogió el balón de Salah y con el portero batido disparó sin fuerza. Eloy, bajo los palos, sacó el cuero sobre la misma línea de gol. No fue la única ocasión que tuvo Abderra en esta primera parte. Del Náxara también crearon peligro en la portería local Muri y Pablo en varias incursiones. Se llegó al descanso con una tarjeta amarilla para el Pradejón y cuatro para el Náxara y el árbitro ya tenía en contra a los aficionados llegados de Nájera.

En los primeros minutos del segundo tiempo no hubo un dominador claro y sí muchos pelotazos y balones aéreos. Madero había sido sustituido y cuando estaba en el banquillo, nada más salir del terreno de juego, recibió su segunda amarilla y, por consiguiente, la expulsión. En el minuto 66 marcó Miguel para los visitantes y fue expulsado por roja directa su entrenador, Roberto Ochoa.

Los siguientes minutos se resumen en dominio del Náxara, que llegaba fácilmente a la portería de Álvaro en instantes de gran tensión y con el Pradejón acorralado. Pero en el minuto 81, el árbitro pitó penalti a favor de los locales por derribo de Queleño a Ibra. Lo lanzó Garatea, que acababa de salir al terreno de juego, y paró Heras, que además evitó el gol en otros dos rechaces consecutivos. El Pradejón había perdonado otra vez a su rival y el Náxara no tardó en aprovechar su oportunidad para adelantarse. Orodea anotó (1-2) a falta de siete minutos para el final.

Llegados al final del tiempo reglamentario, la afición anfitriona daba el partido por perdido. El dominio de los visitantes durante casi toda la segunda mitad y las escasas incursiones y poco peligrosas de los verdiblancos a la portería defendida por Heras no hacían presagiar lo que ocurrió entonces. Primero, sendas ocasiones de Parada en el 94 y en el 95; en la siguiente jugada, Morato pitó penalti sobre Parada en un lance embarullado en el que cayó dentro del área entre varios jugadores najerinos. Lanzó Salah y subió al marcador el 2-2 con el que terminó el encuentro pero no la controversia.

El árbitro pitó el final y varios jugadores le reprocharon sus decisiones, por lo que sacó otras cuatro tarjetas amarillas (una para los locales y tres para los visitantes). Gritos najerinos y aplausos pradejoneros.