UDL PROMESAS

UDL Promesas y La Nucía, dos polos opuestos

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

La suerte quiso que el sorteo de la primera eliminatoria del 'play off' de ascenso a Segunda División B deparara un cruce entre polos opuestos. Es el que mide a la Unión Deportiva Logroñés Promesas y a La Nucía. Dos bloques con muy poco en común.

Los blanquirrojos tienen en la juventud de su plantilla uno de sus mejores valores. No en vano, uno de sus objetivos prioritarios es el de tratar de nutrir de futbolistas al primer conjunto de la entidad, algo que esta temporada se ha puesto de manifiesto con los casos de Pablo Bobadilla y Juan Iglesias. Además, otros futbolistas como Guillermo Cabrera, Ali y Ousama también han disfrutado de minutos con los 'mayores' gracias al gran rendimiento que han ofrecido durante el curso.

Si la UDL Promesas se nutre de futbolistas jóvenes, de poco más de 20 años, la plantilla de La Nucía está configurada de un modo totalmente diferente. De los 18 futbolistas que aparecen en el listado de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana, solo cuatro tienen menos de 25 años. El resto o rondan los treinta o los superan. Incluso algún jugador, como Jandro o San Julián, alcanzan ya las cuatro décadas de vida.

Muchos de esos jugadores tienen a sus espaldas además una dilatada experiencia no solo en Tercera División, sino en categorías superiores y esa puede ser una de sus bazas para afrontar la eliminatoria contra la Unión Deportiva Logroñés Promesas.

Juventud contra experiencia. La ilusión de quien está dando los primeros pasos de su carrera deportiva contra el saber estar que otorga la veteranía y los años de fútbol en las piernas. Dos polos opuestos, frente a frente. Dos equipos, eso sí, que persiguen un mismo objetivo, que no es otro que el de superar la primera ronda del 'play off' para ver la categoría de bronce del fútbol español un poco más cerca.