TERCERA DIVISIÓN

El Haro huye de sus perseguidores

El Haro acumula nueve puntos de ventaja en la tabla tras ganar el pasado sábado al Yagüe. :: /Miguel Herreros
El Haro acumula nueve puntos de ventaja en la tabla tras ganar el pasado sábado al Yagüe. :: / Miguel Herreros

La ventaja de los jarreros al frente del grupo riojano ha pasado de cuatro a nueve puntos en sólo seis encuentros

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Cuando acabó la primera vuelta en el grupo riojano de Tercera División, el Haro contaba con una ventaja de cuatro puntos al frente de la clasificación. Una buena renta, no cabe duda, para afrontar la segunda mitad de la temporada.

Para su fortuna, seis jornadas más tarde la situación resulta mucho más beneficiosa para los jarreros, ya que ahora tienen más del doble de renta. Su ventaja ha pasado de cuatro a nueve puntos y ese incremento se ha cimentado en una regularidad que sólo se rompió con la derrota sufrida ante el Náxara en La Salera. Ese traspié hizo que los perseguidores del conjunto de Aitor Calle aumentaran sus esperanzas de poder darle caza en la tabla, pero, de momento, aquella ilusión parece haber quedado únicamente en un espejismo.

Para aspirar a alcanzar al Haro, los equipos que se sitúan justo por detrás en el grupo deben encontrar la regularidad que no han hallado durante todo el curso. Están fallando mucho. De hecho, el Náxara era hasta el fin de semana pasado el conjunto que más puntos había sumado en esta segunda vuelta (además de los jarreros), pero su empate frente a la Oyonesa provocó que el líder volviera a abrir hueco.

La Sociedad Deportiva Logroñés, por su parte, ha hallado en los partidos como visitante un muro demasiado alto en esta segunda vuelta. De hecho, tres derrotas consecutivas fuera de casa hicieron que el club decidiera prescindir de los servicios de David Ochoa. El próximo domingo los blanquirrojos jugarán en Sendero su primer encuentro lejos del Mundial'82 con Albert Aguilá en el banquillo con la intención de romper la mala dinámica anterior y coger así moral para afrontar su enfrentamiento de la semana siguiente frente al Haro.

Los jarreros, eso sí, llegarán a ese compromiso y a los próximos de su calendario con bastante margen de error. El conjunto de Calle tiene permitido fallar, algo que sus perseguidores no pueden hacer si pretenden que el Haro no prosiga con su huida.