El Calahorra es de Segunda B

Los jugadores del Calahorra celebran el ascenso tras el último penalti. /OPTA
Los jugadores del Calahorra celebran el ascenso tras el último penalti. / OPTA

Los rojillos remontan y vencen en la tanda de penaltis al Atlético Levante

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

El Calahorra necesitaba el más difícil todavía. Y lo ha hecho. El equipo rojillo asciende a Segunda División B después de una remontada que desafiaba a su historia reciente y a un rival de enorme entidad. En la Ciudad deportiva de Buñol, el Calahorra vencía en una tanda de penaltis de infarto al Atlético Levante después de un partido que empezó a brillar en la segunda parte. Un broche de oro para una temporada de grandes números y rachas, pero que ya nada importan al lograrse el mayor éxito posible: el ascenso.

La primera mitad arrancaba con acercamientos del Calahorra, pero pronto el Atlético Levante se hacía con el balón para dormir en los pies el partido y dejar que los minutos pasasen. Los visitantes dominaban a un Calahorra que encontró en torno a la media hora algunos minutos de despliegue, con acercamientos tímidos como un disparo de Barrón a las manos del portero o una falta botada por Rodrigo por encima del larguero.

Era el Atlético Levante, sin embargo, el que tenía mejores ocasiones y en una de ellas Gonzalo salvó al Calahorra con una gran parada con el pie a tiro de Manu Viana. Los riojanos tuvieron además un contratiempo al tener que agotar uno de sus cambios, siendo sustituido Míchel, que llegaba de una lesión, para dar entrada a Adrian Goñi.

Cambio de panorama

Necesitaba mucho más el Calahorra y sólo le quedaba medio partido, pero los primeros compases de la segunda mitad cambiaron el panorama. Alain Barrón inventaba en el minuto 48 un disparo lejano que sorprendía al portero local para poner en ventaja al equipo riojano. Un golazo para arrancar la remontada y dar inicio a los mejores minutos del Calahorra.

1 At. Levante

Cárdenas, Shaq, Aly (Iván Moreno 65'), Mongil Kaiser, Andreu (Fran Manzanara 50'), Joan, El Hacen (Joel 76'), Juan Delgado, Alex Cortell, y Manu Viana.

2 Calahorra

Gonzalo, Luis, Javier, Eder, Cristian, Raúl, Rodrigo, Sergio, Binke (Iñigo 79'), Miguel Ángel (Adrien 26') y Alain (Yasin 65')

Árbitro:
Perea Guimea (Comité Castilla La Mancha). Amonestó por parte de los locales a Aly y Kaiser y por parte de los visitantes a Sergio y Javier
Incidencias:
Mini Estadio Ciudad Deportiva del Levante. 3.000 espectadores. El filial granota jugó con la segunda equipación blanquinegra para no coincidir con la del Calahorra que vestía camiseta roja y pantalón rojo
Goles
0-1, m.47: Alain. 0-2, m.66: Yasin. 1-2, m.82: Viana
-
Penaltis
Levante:
Iván Moreno falla, Mongil convierte, Shaq convierte, Juan Delgado convierte
Calahorra:
Iñigo convierte, Yasin convierte, Gonzalo convierte, Sergio convierte, Adrien convierte

Los de Miguel Sola se comportaban como un grande, un equipo que sabía aprovechar su momento para explotar esas virtudes ofensivas que le han caracterizado durante todo el año. Y después de muchos intentos, llegó el segundo gol. Yasin, que había entrado en el campo en sustitución del anterior goleador, Alain Barrón, puso el 0-2 en el minuto 66.

Rodrigo tuvo poco después el tercer gol que hubiese sentenciado la eliminatoria, aunque ese resultado acabó dejando con vida a un Atlético Levante que parecía muy tocado pero que encontró en los minutos finales el impulso necesario para igualar la eliminatoria con un tanto de Alex Cortell a centro de Manu Viana. Los granotas apretaron entonces para no llegar a la prórroga, pero el partido estaba sentenciado a ir a ese tiempo añadido.

La prórroga daba un nuevo aire al Atlético Levante, que tenía mayor presencia en el juego, aunque las mejores ocasiones eran riojanas, como un disparo de Rodrigo al larguero o un remate de Iñigo que salvaba con una gran parada Cárdenas. El cansancio era máximo en ambos equipos y los penaltis, inevitables.

En la tanda fatídica, Iván Moreno estrelló en el larguero para los valencianos y fue la clave. Iñigo, Yasin, Gonzalo y Parla marcaron para los rojillos. No fallaron. Adrien Goñi fue el encargado de tirar el último. Y no tembló. Marcó un penalti histórico, el que desató la alegría entre los rojillos, el que devolvía a Calahorra a Segunda B, esa categoría soñada durante tantos años.

Después de tantos intentos, a la tercera fue la vencida. El Calahorra ya es equipo de bronce.

 

Fotos

Vídeos