El La Calzada resucita para vencer al Alberite

El calceatense Guillermo Rioja persigue a Miguel Gómez. :: D.M.A./
El calceatense Guillermo Rioja persigue a Miguel Gómez. :: D.M.A.

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El La Calzada dio ayer un paso de gigante en su búsqueda de la salvación al poner tierra de por medio sobre los puestos de descenso, aún con un partido menos disputado, al vencer a un rival directo como el Alberite. Los visitantes fueron mejores en la primera parte, en la que se adelantaron con un gran gol de Gómez a los 15 minutos, controlando el balón sobre la frontal y disparando para sorprender al portero local Andrés.

2 LA CALZADA

1 ALBERITE

La Calzada
Andrés, Borja, Chencho, Madalin, Arriola, Jorge, Aitor (Santi, m. 81), Efrén, Valer (Chuchi, m. 46), Rioja y Gonzalo (Lozano, m. 80).
Alberite
Alfonso, Fernando, Andrea, Pablo, Cristóbal, Gómez (Marcos, m. 63), Óscar, Unai, Eneko (Rojas, m. 74), Miguel y Gabriel (Pérez, m. 80).
Goles
0-1, m. 15, Miguel; 1-1, m. 48, Chuchi (de penalti); 2-1, m. 68, Aitor.
Árbitro
Khalid Glibi, con Ruiz y Basaldua como asistentes, amonestó a los jugadores locales Andrés, Efrén y Lozano y a los visitantes Gómez, Gabriel y Óscar.
Incidencias
Alrededor de 250 espectadores en El Rollo de Santo Domingo, con presencia de aficionados del Alberite, en una agradable tarde invernal.

Con el marcador en contra los calceatenses dominaron casi por completo el control del balón, aunque el Alberite realizó un notable trabajo de contención y presión sobre la construcción del juego de los locales, forzándoles a dar pases largos, arriesgar y perder la pelota. Además, ayer en el La Calzada no funcionaron las bandas, pero aún así logró remontar.

Al reiniciarse el juego en la segunda parte los locales resucitaron, en parte gracias a que el árbitro decretó penalti en un supuesto derribo de Andrea sobre Chuchi, y éste, recién incorporado al campo, lanzó y marcó. Después, en el 68, Jorge sacó un córner que el propio Chuchi peinó alargando el centro y Aitor, en el segundo palo, marcó a placer. El Alberite apretó en los últimos minutos, pero entonces fueron los locales los que defendieron bien.