Fútbol. Tercera división

El Anguiano sigue arriba, aunque su juego no convenza a muchos

Arnáez hace un gesto cómplice de dedicatoria del gol. :: /Félix Domínguez
Arnáez hace un gesto cómplice de dedicatoria del gol. :: / Félix Domínguez

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZaNGUIANO

No acaba de estar convencida la afición del Anguiano de que su equipo se pueda mantener en los puestos que dan acceso al 'play off' de ascenso, a pesar de que continúan sacando los puntos suficientes para permanecer en los lugares de privilegio de la tabla. Ayer en Isla, los azules salieron mucho más decididos a buscar la victoria desde el principio ante una Oyonesa muy correosa que intentó en todo momento jugar de tú a tú a los serranos.

2 ANGUIANO

Ricardo, Félix, Héctor, Daniel, Pablo, Álvaro, Íñigo (Bonilla, m.63), Elías (Moha, m. 32), Javi (Suárez, m. 59), Arnáez y Sotés.

1 OYONESA

Ocio, Víctor, Neil (Santamaría, m. 58), Faik, Sergio, Borja, Esquibel, Santolaya, Eizaguirre (Tenorio, m. 46) Diego (Moisés, m. 73) y Amestoy.

GOLES:
0-1, m. 10. Amestoy. 1-1, m. 40. Arnáez. 2-1, m. 67. Álvaro.
árbitro:
Erik Moro, con Lakbir Larhlid y Pablo Garbayo. Amonestó a los locales Elías, Íñigo y Arnáez, y a los visitantes Faik y Ocio.
INCIDENCIAS:
Unos 100 espectadores en Isla

Sin embargo, a los 10 minutos pintaron bastos para los locales, merced a una mala cesión de Pablo a su portero, que fue cortada por Amestoy para batir a Ricardo. De nuevo se repetía el comienzo del partido anterior en casa, el equipo visitante se adelantaba y había que remar contra corriente. Poco después del tanto alavés, éstos tuvieron otra ocasión para ampliar la diferencia, lo que pareció espolear a los locales. El premio llegó cuando Arnáez se sacó un remate de espuela a centro de Moha, que ni guardameta ni defensa vieron pasar.

De vuelta del descanso el partido se convirtió en un toma y daca, aunque con algo más de profundidad por parte local. Así en el minuto 67 llegó el gol de la remontada. Fue un saque de banda que llegó a Moha, vio cómo llegaba desde atrás Álvaro, le pasó el balón y éste lo llevó hasta el fondo de la meta. A partir de ahí, inquietud entre la afición porque veían que no se ampliaba la ventaja y al final, felicidad.

 

Fotos

Vídeos