Fútbol. Tercera división

El Alfaro tira de oficio y fortuna

Diego Gordo controla el esférico. :: /Justo Rodriguez
Diego Gordo controla el esférico. :: / Justo Rodriguez

Un gol en propia puerta de Alavedra da la victoria al conjunto de La Molineta

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

El Alfaro añadió tres puntos más a su cuenta en la clasificación de Tercera División después de ganar en el Mundial'82 a una espesa UD Logroñés. Los riojabajeños apostaron por un partido muy concreto y salieron vencedores gracias a un gol de Albert Alavedra en propia puerta después de un centro desde la línea de fondo de Rubén. La UDL queda con 29 puntos en la tabla, a las puertas de las cuatro primeras plazas, aunque la diferencia puede aumentar este domingo. El Alfaro alcanza los 26 puntos.

0 UD LOGROÑÉS

Aitor, Andrés Lorenzo, Víctor, Alavedra, Medrano, Gordo, Juanjo (Muro, m. 62), Carballo, Jahn Carlos, Olarte (Alonso, m. 84) y Mario (Ali, m. 69).

1 ALFARO

Heredia, Julen, Izpura (Derick, m. 78), Sastre, Igor, Baba, Rubén, Pirri, Arturo (Carbonell, m. 72), Matute (Bordagaray, m. 83) y Mario León.

Goles:
0-1, m. 16. Rubén centra desde la línea de fondo, al borde del área pequeña. El balón toca en Alavedra y entra en la red blanquirroja.
Árbitro:
Larhlid. Ayudado por Domínguez y Alcaraz. Amonestó a los locales Víctor y Andrés; y a los visitantes, Arturo, Matute, Rubén y Carbonell.
Incidencias:
Instalaciones del Mundial'82. Tarde fría y con lluvia, en algunos momentos.

La UD Logroñés es un equipo impredecible. Capaz de lo mejor y de lo peor. Ayer se quedó en su segundo estado. No encontró en ningún momento la fórmula para hacer sufrir a un adversario que leyó el partido desde el primer minuto. Orden defensivo, líneas muy juntas y balón para los jóvenes blanquirrojos. A partir de aquí, sacrificio defensivo, trabajo coral y salir a la contra a la mínima oportunidad. Actitud que con el paso de los minutos se fue haciendo mucho más patente.

Los chavales de Chinchetru movían y movían, pero sin profundidad, sin llegada y mucho menos sin remate. Espesura futbolística que se vio agravada cuando Rubén recibió en el segundo palo, en el vértice que dibujan el área pequeña y la línea de fondo. Centro raso al primer palo, el cuero tocó en Alavedra y se alojó en las redes locales. En un principio pareció error del portero al intentar blocar el cuero, pero el colegido concedió el gol al central.

Con casi setenta y cinco minutos por delante, la UDL debía buscar. Su juego moría en la línea de tras cuartos. El Alfaro cerraba todos los espacios. No había profundidad por bandas y sí mucho movimiento en horizontal. Heredia se convirtió en un espectador más, al igual que Aitor.

Ni el descanso ni los cambios que introdujo Chinchetru variaron el panorama. El Alfaro se sentía tremendamente cómodo y sabía que sólo necesitaba un balón para ajusticiar a su adversario. La UD Logroñés intensificó su presencia en campo rival. Sin acierto en el pase, apareció el error. El Alfaro pudo marcar en dos ocasiones. Primero, Rubén estrelló el balón en la madera; después, no pudo rematar un contragolpe y centro de Mario León por la izquierda. El fallo ofensivo suele traer consigo el acierto del adversario, pero esta vez no fue así. Se endureció el juego y se paró. Mejor para el Alfaro, que administró todos los tiempos del encuentro hasta que el colegiado cerró el duelo y le dio por ganador. Un partido de mucho oficio con un golpe de fortuna.

 

Fotos

Vídeos