Suspendido por un año un jugador ceutí tras agredir a un árbitro

EFE

CEUTA. El Comité de Competición de Ceuta sanciono ayer con un año sin jugar a un futbolista de la Regional Preferente ceutí por agredir el pasado domingo a un árbitro, al que propinó dos patadas, lo que motivó la suspensión del encuentro. Según la resolución adoptada por el Comité de la Federación de Fútbol de Ceuta, el jugador Mohamed M., del Ramón y Cajal, ha sido castigado con un año sin pisar los terrenos de juego y con una multa de 432 euros por su acción.

Los hechos se produjeron en el partido que enfrentó al Ramón y Cajal y al Sporting de Ceuta Atlético, de la décima jornada de la Copa de Regional Preferente.

El encuentro, que se disputaba en el campo federativo José Benoliel, tuvo que ser suspendido a los 15 minutos después de que el futbolista del Ramón y Cajal no aceptara una decisión del colegiado por un saque de banda y le propinara dos patadas.

El árbitro decidió abandonar el terreno de juego y dar por concluido el partido, tras lo que denunció los hechos en la comisaría de la Policía Nacional.