Grupo A

Un doblete de Chiesa mete en problemas a España

Los italianos, celebrando la victoria./EFE
Los italianos, celebrando la victoria. / EFE

Tras un inicio perfecto de la selección, los de Luis de la Fuente desaparecieron en una segunda parte paupérrima

JONAY ANTÓNMadrid

La selección española sub-21 cayó 3-1 ante Italia en su debut en el Europeo, en un partido en el que fue de más a menos. La Rojita sucumbió ante el talentoso Federico Chiesa y ante el arbitraje del neerlandés Gozubuyuk, que sacó de quicio en algunos tramos a los jugadores españoles.

La primera parte fue eléctrica, con mucho fútbol de contacto y de destellos individuales. Si bien es cierto que el ambiente en el Renato Dall'Ara parecía adelantar que Italia dominaría el partido, el equipo de Luis de la Fuente no se arrugó ante las embestidas de la 'Azzurra'. Capitaneada por unos sobresalientes Carlos Soler y Dani Ceballos, España volvió loca a la defensa italiana, especialmente a sus laterales, Arturo Calabresi y Federico Dimarco.

3 Italia

Meret, Calabresi, Mancini, Bonifazi, Dimarco, Barella, Mandragora, Pellegrini, Zaniolo (Orsolini, m.42), Chiesa y Kean (Cutrone, m.60).

1 España

Simón, Aguirregabiria, Vallejo, Meré, Martín, Zubeldia (Fornals, m.67), Ceballos, Fabián (Merino, m.46), Oyarzabal, Soler y Mayoral.

goles
0-1: min. 9, Ceballos. 1-1: min. 36, Chiesa. 2-1: min. 64, Chiesa. 3-1: min. 82, Pellegrini, de penalti.
árbitro
Serdar Gozubuyuk (Países Bajos) Amonestó a Vallejo y Soler por España.
incidencias
Partido de la primera jornada del grupo A, disputado en el Renato Dall' Ara ante 38.000 espectadores.

Asimismo, en ese tramo de dominio español, el jugador del Real Madrid se abrió hacia fuera para enganchar un disparo con rosca a la escuadra que dejó sin margen de maniobra a Alex Meret, el portero del Nápoles. Con el gol, los jugadores de Luigi Di Bagio entraron en una fase dubitativa, empleando solo un juego al límite del reglamento.

A partir de la media hora de juego, los italianos despertaron y empezaron a mostrar sus credenciales. A falta de diez minutos, Nicoló Barella abrió un balón a banda izquierda que Federico Chiesa bajó de manera celestial, para internarse en el área y rematar el balón al primer palo, que fue descuidado por Unai Simón. Con el empate y la euforia, Italia quiso más pero la igualdad mandaba al descanso.

La segunda mitad empezó con mala noticia, ya que Fabián Ruiz tuvo que retirarse por lesión, ocupando su puesto Mikel Merino. En un abrir y cerrar de ojos, España perdió el dominio del partido. Italia se encontraba cómoda y lo aprovechó al minuto quince de la segunda parte, cuando de nuevo Chiesa apareció para marcar tras un barullo en el área.

Sin capacidad de reacción y con la sensación de tener la pólvora mojada, un penalti en la recta final de Soler, tras revisión del VAR, provocó que Lorenzo Pellegrini hiciese el 3-1 final. En definitiva, una derrota dura para el conjunto español, que tendrá que ganar sus dos próximos partidos sí o sí frente a Bélgica y Polonia para optar a las semifinales y con ellas, a la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio.