Seleción Española Sub-17

«Después de la final me eché a llorar; fue un momento indescriptible»

La riojana Ana Tejada visitó ayer las instalaciones de Diario LA RIOJA tras proclamarse campeona de Europa Sub'17. :: enrique del río/
La riojana Ana Tejada visitó ayer las instalaciones de Diario LA RIOJA tras proclamarse campeona de Europa Sub'17. :: enrique del río

La futbolista riojana acaba de lograr el cetro continental y ya se prepara para un nuevo reto: ascender a Primera con el EDF Logroño

IÑAKI GARCÍALOGROÑO.

Ana Tejada no pasa desapercibida sobre un terreno de juego. Y no sólo por su pelo rizado. También destaca por su seguridad y su sobriedad a pesar de tener sólo quince años. Esas buenas aptitudes son las que le han llevado a convertirse en una pieza clave del esquema con el que la selección española Sub'17 se ha proclamado campeona de Europa, así como del EDF Logroño, que lucha por subir a la Primera División del fútbol femenino nacional.

Más

-¿De dónde le viene su afición al fútbol?

-Vi una pelota en casa de mi abuela, la cogí y empecé a jugar. A partir de ahí, me apunté con mis amigos en el colegio sólo para pasar el rato, pero me fue gustando y me lo fui tomando en serio hasta llegar donde estoy ahora.

-De esos primeros pasos a ser campeona de Europa con sólo 15 años, ¿cómo se siente?

-Estoy muy contenta. Ha sido una experiencia inolvidable tanto a nivel personal como deportivo y, además, hemos conseguido el objetivo de ganar el torneo y conseguir también la clasificación para el Mundial de Uruguay. Estoy feliz.

-¿En algún momento soñó con alcanzar este hito a su edad?

-Nunca me lo había imaginado. Ni en mis mejores sueños.

-Empezaron el Europeo con un empate frente a Italia y después ganaron todos los encuentros, ¿fue aumentando su confianza conforme avanzaban los duelos?

-Al principio, teníamos una sensación rara porque prácticamente todas éramos nuevas y estábamos nerviosas. No sabíamos muy bien a lo que nos enfrentábamos, pero después fuimos cogiendo moral y encontramos nuestro juego, que es de toque. Eso se fue reflejando en los resultados.

La ficha

-Nombre. Ana Tejada Jiménez.

uFecha de nacimiento. 2 de junio del 2002. Tiene 15 años.

-Puesto. Puede jugar prácticamente en cualquier posición, aunque durante el Campeonato de Europa Sub'17 lo ha hecho como central. También suele actuar como mediocentro o como interior.

-Trayectoria. Comenzó a jugar al fútbol en el equipo de su colegio, Las Gaunas, y después se incorporó al EDFLogroño, donde permanece hasta ahora. Actualmente juega en Segunda División.

-Su participación en el Europeo de Lituania. Fue titular en los cinco encuentros que disputó la selección española. En todos completó los 80 minutos de juego, salvo en el primero de la fase de grupos ante Italia, donde fue sustituida en el 76.

-¿En qué momento se dieron cuenta de que podían ganar el campeonato?

-Yo creo que desde el primer instante teníamos en la cabeza que podíamos llegar a la final y ganar. Pienso, además, que esa confianza es la que nos ha permitido ir derrotando a los oponentes con los que nos hemos encontrado.

-De los cinco encuentros que disputaron, ¿cuál fue el más difícil?

-Para mí, el segundo, el que jugamos contra Inglaterra. Fue un punto de inflexión. De hecho, la entrenadora nos comentó que para ella había sido casi como una final. Empezamos ganando muy pronto, luego nos empataron y al final conseguimos llevarnos la victoria. Sufrimos bastante, pero creo que a partir de ahí fuimos creciendo.

-Y en la final se encontraron con Alemania que, al menos desde fuera, parecía muy potente. ¿Cómo vivieron esa cita decisiva?

-En primer lugar, con respeto porque Alemania es una gran selección y tiene muchas más fichas de fútbol femenino que nosotras. Además, había vencido a España en las dos finales anteriores y eso hizo que tuviéramos muchas ganas de revancha. De cualquier modo, saltamos al campo confiadas en nuestras opciones y al final lo conseguimos.

-¿Qué sensaciones tuvo durante el partido?

-En la primera parte nos costó entrar. Creo que se notó que sólo dos de nuestras jugadoras habían jugado una final de este tipo en años anteriores. Estábamos nerviosas, pero en la segunda mitad, después de la charla en el vestuario, cogimos confianza y empezamos a hacer nuestro juego. Vimos a los entrenadores tranquilos y eso nos ayudó. Aparte, al poco de regresar del descanso marcamos el primer gol y eso nos ayudó a afrontar mejor el resto del enfrentamiento.

-¿Cómo fue el momento del pitido final?

-Yo me eché a llorar. Es una sensación indescriptible. Abracé a todas mis compañeras y no sabía qué hacer. Sentí una alegría inmensa.

-Ha sido su primera experiencia en un campeonato de estas características, ¿repetiría?

-Sí. Había jugado las fases previas, pero nunca me había tocado disputar un torneo tan potente y me ha encantado. Me gusta estar sin mis padres y, además, en estas citas conoces gente y practicas otro idioma, que siempre viene bien. De hecho, pienso que las amigas que he hecho durante este campeonato van a ser para toda la vida porque compartes tanto tiempo con ellas que se convierten prácticamente en tu familia.

-A finales de año llega el Mundial de Uruguay, ¿le gustaría ir?

-Me encantaría. Para mí, un Mundial es lo máximo a lo que puede aspirar un jugador de fútbol. Es un sueño y me gustaría muchísimo estar allí.

-Pero antes, tiene una cita con su equipo, el EDF Logroño, en la búsqueda del ascenso a Primera División. ¿Cómo afronta la eliminatoria ante el Tacón?

-Con muchísimas ganas. Es una cita histórica para el fútbol riojano y estoy deseando que llegue el fin de semana para estar en el campo, bien sea jugando o bien animando a mis compañeras.

-¿No está cansada?

-Un poco del viaje, pero creo que las ganas que tengo de jugar ese encuentro superan con creces al cansancio.

-¿Ve factible el ascenso?

-Yo creo que sí. El equipo hizo un gran papel en la primera eliminatoria y pienso que tenemos la capacidad para lograrlo.

-¿Cómo vivió ese primer cruce ante el Oviedo desde Lituania?

-Con muchísimos nervios. La ida nos pilló justo después de un partido y tanto María Méndez, que juega en el Oviedo, como yo estábamos pendientes del resultado. La vuelta, por el contrario, la pudimos ver en directo mientras comíamos y también estábamos nerviosas, pero yo, por suerte, terminé muy contenta por la clasificación.

-Usted ha estado pendiente de lo que hacía su equipo, pero ¿ha notado también que el fútbol riojano estaba pendiente de lo que usted y la selección hacían en Lituania?

-He recibido muchísimo apoyo. A través de Instagram o de Twitter he notado que la gente estaba fijándose en lo que hacíamos y a nosotras nos alegra mucho porque también necesitamos ese apoyo.

-¿Cree que el fútbol femenino de la región tiene cada vez más nivel?

-Por supuesto. Creo que ahora tenemos más apoyo que antes y eso nos está ayudando a crecer y llegar a metas cada vez más ambiciosas.

-¿Cómo se ve de aquí a unos años, futbolísticamente hablando?

-Me gustaría estar en alguno de los equipos grandes, aunque yo prefiero ir paso a paso, viendo poco a poco lo que me va deparando el futuro. De momento, estoy centrada en conseguir el ascenso con el EDF Logroño y ojalá pueda jugar con el equipo de toda mi vida en Primera División, compitiendo contra el Barcelona, el Atlético y el resto de los mejores de España. Sería un sueño hecho realidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos