«Vengo a ganarme el puesto, luego será el entrenador el que decida»

Unai Etxebarria, conla camiseta de la UD Logroñés, muestras sus manos. / Fernando Díaz

El jugador vasco, que se entrena hoy por primera vez con sus compañeros, viene a «dar todo para ayudar al equipo»

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

Unai Etxebarria ya es, a todos los efectos, portero de la UD Logroñés hasta final de temporada. La grave lesión de Miguel Martínez de Corta ha precipitado la llegada del jugador, al que su equipo de procedencia (Athletic de Bilbao) ya le había notificado que no contaba con él para la próxima temporada. Ayer fue presentado oficialmente ante la prensa, en la sede del club, flanqueado por el vicepresidente Juanjo Guerreros y el director deportivo Carlos Lasheras.

«La situación es un poco atípica porque llego por la lesión del capitán del equipo, de un referente, pero yo vengo a dar todo lo que tengo para ayudar al equipo y conseguir el ascenso». Estas fueron sus primeras palabras. Etxebarria llega a Las Gaunas en un momento de la temporada en el que a todos los futbolistas les gusta jugar: «En esta categoría todos intentamos jugar el 'play off'. Es el primero para mí pero espero aportar todo lo que pueda». «Me considero -prosiguió- un portero bastante calmado, que a pesar de la edad soy un portero maduro y esa experiencia la podré aportar aquí».

Nombre
Unai Etxebarria.
Nacimiento
Guecho (30-08-1996).
Demarcación
Portero.
Equipo procedencia
Athletic de Bilbao.
Altura/peso
1,88 mts/82 ks.
Trayectoria
2016/17, Bilbao Athletic (2ªB), 9 partidos y 10 goles encajados; 2017/18, Leioa (2ªB), 12 partidos y 13 goles; 2018/19, Bilbao Athletic (2ªB), 22 partidos y 25 goles.

Aunque a ningún futbolista le gusta definirse en público, Etxebarria se reconoció como alguien «tranquilo, maduro y que lee bien el juego». El vasco no duda a «la hora de tomar decisiones» y destaca que para «bastante bajo palos» y se considera «valiente a la hora de salir y de jugar con la defensa».

Unai Etxebarria llegó a Logroño coincidiendo con la jornada de descanso de la plantilla, por lo que será hoy cuando conozca a sus compañeros. Sí que mantuvo un contacto breve con el técnico antes de la rueda de prensa, «cinco minutos», aunque se emplazaron para un encuentro más extenso.

La gran incógnita que surge entre los seguidores de la UD Logroñés es saber si Etxebarria será el portero titular o si Sergio Rodríguez seguirá confiando en Iván Buigues. «Yo vengo aquí a ganarme el puesto desde el primer día y luego será el entrenador el que decida quién va a jugar el último partido de liga y quién va a jugar el 'play off'», afirmó Etxebarria.

«He venido cedido hasta final de temporada», concretó el vasco cuando se le preguntó por su llegada. En cuanto a la posibilidad de que exista una cláusula de renovación automática si el equipo asciende, fue Guerreros el que contestó: «No hablamos nunca de las cláusulas y no vamos a hablar ahora».

Unai Etxebarria ya conocía la decisión del Athletic de Bilbao de no contar con él para la próxima campaña. Aun así, el vasco continuó entrenándose con profesionalidad, «porque somos profesionales» y salió la opción de fichar por la UD Logroñés, «una buena noticia».

En el partido de la segunda vuelta entre el equipo riojano y el vasco, Etxebarria fue el portero titular de los leones en el municipal de Las Gaunas. «Siempre es un placer venir a Logroño a jugar. El ambiente es espectacular y Las Gaunas es un campazo. La verdad es que nos llevamos un palo en el último segundo pero me llevé un gran recuerdo del encuentro», rememoró.

Cláusula ante el Barakaldo

Juanjo Guerreros aprovechó la ocasión para explicar el motivo de la cláusula que incluye la cesión de Etxebarria y que impediría al portero enfrentarse al Barakaldo si se diese la situación de que se enfrentara contra la UDL en la tercera ronda del 'play off'. «Cuando el director deportivo apuesta por traer a Unai, mi misión es negociar con el Athletic. En un momento dado surge la posibilidad de contratar a Unai. El Athletic tiene mucho respeto por sus clubes convenidos y se da la opción de la cláusula. Hacemos cálculos del puesto que vamos a ocupar y del que va a ocupar el Barakaldo y la probabilidad es ínfima. Existe y como club, dado que es la elección del director deportivo, decidimos aceptar ese riesgo [...] No sería mala señal que se diese la circunstancia, eso significaría que nos jugamos el ascenso con el Barakaldo, con todo el respeto para ellos».