Fútbol | Segunda B

Siete finales por la permanencia

El Izarra cayó en La Planilla por 2-0 en la primera vuelta del campeonato./Sergio Martínez
El Izarra cayó en La Planilla por 2-0 en la primera vuelta del campeonato. / Sergio Martínez

Los rojillos tendrán que medirse además a dos equipos del 'play off', el Racing y el Barakaldo, y a otros dos aspirantes, el Langreo y el Athletic B | El calendario restante empareja al Calahorra con varios rivales directos

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

Hace varias semanas que en Calahorra están echando cuentas. Contra qué equipos no vale más que la victoria, ante cuáles sería un gran mérito sumar y qué jornadas decidirán el desenlace de una temporada que los rojillos se han complicado de una forma que era difícil de imaginar hace varios meses. El Calahorra mira el calendario y observa que de los once jornadas que restan, en siete se enfrenta a rivales directos en la lucha por la permanencia: Izarra, Cultural de Durango, Sporting B, Real Unión, Vitoria, Tudelano y Gimnástica.

Especialmente llamativo es que en los dos meses y medio que restan de competición, los rojillos se juegan su futuro con cinco de los seis equipos que ahora mismo se encuentran por debajo de ellos en la clasificación. El único rival de ese grupo al que se han medido es el Gernika, que venció en Urbieta por 3-1. Esas cinco fechas son las que más importan, impidiendo la opción de caer más en la tabla y abriendo la brecha con esos rivales que están en una situación más delicada.

Los encuentros que parecen más propicios para sumar los tres puntos son ante la Cultural de Durango, ya casi condenada al descenso, y la Gimnástica de Torrelavega, que podría llegar a la última jornada ya descendida, aunque en el caso contrario sería un rival tremendamente peligroso. Uno de los choques más determinantes será el del próximo domingo en Estella, ya que al Calahorra no le vale más que la victoria frente al Izarra para alejarse de un rival directo y no meterse en más problemas. No puede fallar. Además, visitará al Tudelano, al que supera por un punto en la clasificación, y recibirá al Vitoria.

Otros dos equipos en lucha por escapar del descenso también se medirán a los rojillos en este desenlace de la temporada: el Sporting B y el Real Unión. Los asturianos cuentan con 32 puntos y los irundarras se encuentran empatados a 31 puntos con el Calahorra. Y es que de los diez rivales en busca de la permanencia solamente tres se han cruzado ya en el camino de los de Miguel Sola: el Amorebieta (0-0), el Gernika (3-1) y el Arenas (1-1).

Los cuatro partidos restantes serán para el Calahorra mucho más complicados, al menos por la entidad del rival. La Planilla debe recibir al Racing de Santander (1º), al Barakaldo (4º) y al Athletic B (9º), mientras que al Langreo (5º) se enfrentarán los riojanos a domicilio.

El Calahorra ya ocupa la décimo cuarta posición y no puede coquetear más los puestos de descenso. Una factor determinante es el calendario, que parece favorable ya que los rojillos dependen de ellos mismos para dejar atrás a aquellos que comparten su mismo objetivo. Otra lectura positiva es que contra ninguno de los siete perdió en la primera vuelta -dos victorias y cinco empates-. En realidad, se trata un arma de doble filo en una cuenta atrás que no permite más tropiezos.