Urritxe pone a prueba a la UD Logroñés

Rubén Martínez e Iñaki conversan mientras transportan una portería junto a otros compañeros. :: /Justo Rodriguez
Rubén Martínez e Iñaki conversan mientras transportan una portería junto a otros compañeros. :: / Justo Rodriguez

Los riojanos acuden a un campo dominante con la aspiración de doblegarle e imponer su fútbol

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Hay equipos que por su estilo cimentan una leyenda futbolística. Y hay campos que también. Urritxe, feudo del Amorebieta, se incluye entre ellos. Cada vez que se acude a este vetusto recinto se alude a la dificultad del mismo. Por dimensiones y por la manera de jugar de su propietario. Su figura se agranda. Algo similar sucede con Gobela, casa del Arenas. Sin embargo, las leyendas se pueden reescribir. La UD Logroñés acabó en su día con el 'mito' de Gobela y la pasada campaña, con el de Urritxe, donde venció por 1-3. Hoy quiere repetir victoria más allá del misticismo de Urritxe. Quiere y desea ganar, porque es una necesidad. Y, además, como en todos los campos, simplemente se trata de marcar un gol más que el adversario, porque todos ellos tienen dos porterías.

Urritxe pone a prueba la inteligencia del adversario. «Se dan muchas situaciones de segunda jugada», decía el pasado jueves Sergio Rodríguez. Seguramente, lo más complicado ante este encuentro sea definir cómo jugar, porque conlleva no sólo el riesgo de equivocarte, sino también el de perder la identidad. Lo peor que le puede pasar a un equipo.

La UD Logroñés apelará a sus virtudes, esas que han hecho de él un bloque camaleónico. No se puede jugar de una única manera. Demasiado simple. Así, la UDL se prepara para una lluvia de balones hacia su área con el objetivo de propiciar segundas jugadas ofensivas, pero también para encarar a una zaga de cinco componentes que cuando recupera busca transiciones muy rápidas que apelan a la caída a banda bien de Andoni Tascón (9 goles) o Mario Soberón (3 goles).

Más

«Creo que la clave residirá en jugar más a lo que nosotros queremos que a lo que ellos quieren porque en eso somos mejores que ellos», matizaba el preparador. Jugar a lo que la UDL desea significa tocar más que su adversario, rasear el esférico, alternar la salida en corto con el balón en largo, estar muy atento a los balones dejados o sueltos cerca de su área, buscar transiciones rápidas... un abanico de situaciones que demandan jugar con los cinco sentidos. «Debemos ser intensos, estar atentos a segundas jugadas, ser fuertes en la estrategia y pensar muy rápido. Eso como mínimo para poder sacar algo», advertía el técnico.

Los blanquirrojos no sólo deberán superar el obstáculo que representa Urritxe, sino también a un adversario que atraviesa por su mejor momento de la temporada. Nueve jornadas, todas las de la segunda vuelta, sin perder, repartidas en cinco victorias y cuatro empates. Quiso el Amorebieta desafiar a su casero apostando por un fútbol más elaborado, pero los buenos marcadores han llegado cuando decidieron cambiar su pensamiento y apostar por el fútbol que Urritxe ha visto toda la vida, el directo.

La UD Logroñés tiene muy clara la idea. Falta poner nombre a los protagonistas. Posiblemente, la gran duda, o al menos una de ellas, residirá en dos figuras, las de Jaime Paredes e Iñaki Sáenz. Ambos pueden ser titulares estar tarde, aunque Rodríguez aseguraba el viernes no saber quién de los dos jugaría o si lo harían los dos. Es el precio que debe pagar el entrenador por tener a los dos en condiciones de jugar. Más allá de esta disyuntiva, también deberá pensar en saltar al césped con dos puntas o no, pero quizá hasta que no vea el estado del campo no tomará esa decisión.

La pugna por la permanencia centra la tarde

Tres partidos se juegan este sábado, además del que protagonizan Amorebieta y UD Logroñés en Urritxe. En disputa, alejarse de las plazas de descenso. Vitoria y Gernika, 28 y 25 puntos, respectivamente, se miden en Amurrio. Si el primero cae, el golpe anímico será considerable.

El Leioa, que visitará Las Gaunas en ocho días, se mide al Oviedo B. Ambos conjuntos han perdido fuerza en su carrera hacia las cuatro primero plazas, aunque sus diferencias respecto a la cuarta plaza que marca el Barakaldo no son ni mucho menos insalvables. Ocho u seis puntos, respectivamente.

Además, la tarde se completa con el duelo entre el Sporting y el Durango. Los gijoneses no conocen la victoria en esta segunda vuelta, en la que suman cinco derrotas y cuatro empates. Han pasado de pelear por las primeras plazas a preocuparse por evitar el peligro del descenso. El Durango, colista con 20 puntos y a ocho de la permanencia, apura sus opciones.

La jornada dominical oferta seis encuentros, incluido el que vivirán Calahorra y Racing en La Planilla. El Barakaldo, cuarto con tres puntos menos que la UD Logroñés, viaja a Langreo, donde el equipo local necesita ganar obligatoriamente para mantener sus opciones de 'play off'.

Interesante es el compromiso que vivirán también en Tudela, donde la UD Logroñés perdió hace quince días, el anfitrión y el Mirandés, que aventaja a los riojanos en cuatro puntos, sin olvidar a la Real Sociedad B, que se mantiene firme en su pugna por la cuarta plaza. El filial acude a Torrelavega, donde le espera una necesitada Gimnástica.