Si nos unimos, la hemos de hacer

Si nos unimos, la hemos de hacer

La afición de la UD Logroñés celebra el Día de La Rioja en Alicante

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNAlicante

La sensación de orfandad que se adueña de uno cuando se levanta un 9 de junio a 666 kilómetros de Logroño es sobrecogedora. Lejos, muy lejos de casa, cada recuerdo se magnifica hasta lo superlativo. Salgo a pasear por las calles de Alicante y me parece estar viendo a esa madre que lleva de la mano a la hija, vestida de riojanita, cruzando el Espolón camino de una exhibición de folclore de la tierra. Corriendo porque llegan tarde, como casi siempre.

Camino sin rumbo fijo, con la ilusión inútil de doblar una esquina y toparme de golpe con el rojo, blanco, verde y amarillo. Pero nada. Ni una degustación a cada paso, ni una peña animando el ambiente, ni lo más 'chic' en San Millán, ni la Laurel desbordada, ni el vermú vestido como los días de boda, ni el cartel completo en los restaurantes...

Sin embargo, a lo lejos, algo me quiere resultar conocido. Reclama mi atención. Y no, no son los colores de la roblanvera. Son camisetas de la UD Logroñés. Barras rojas y blancas que brillan con luz propia con el viento del Levante. Poco a poco, a cuentagotas, aficionados riojanos deciden colonizar el centro de Alicante. La festividad del Día de La Rioja se traslada al Rico Pérez. Hoy, el equipo de Sergio Rodríguez puede hacer más por nuestra comunidad que cincuenta comisiones de investigación en el Parlamento regional. Hoy, si nos unimos, lo hemos de hacer.

Es un camino en la historia / abierto hacia Compostela / un río con dos siglos de agua derramados en su tierra / Desde Aguilar a Canales / desde Alfaro hasta Foncea / un pasado que se mira / en el Oja, en el Iregua / La Rioja existe, pero no es / si nos unimos, la hemos de hacer.

('La Rioja existe pero no es'. Carmen, Jesús e Iñaki)