CD CALAHORRA

Última oportunidad de dar otro paso

Pereira y Carralero pugnan por el esférrico./Sergio Martínez
Pereira y Carralero pugnan por el esférrico. / Sergio Martínez

El Calahorra busca un resultado positivo en Tudela que mantenga al equipo en el sueño de la Copa

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

La permanencia está asegurada. Casi sin darse cuenta, el Calahorra logró el objetivo de toda una temporada por cuestión de matemáticas, al final, lo que importa en el fútbol cuando los cursos terminan. Sus rivales ya no pueden darle alcance y los rojillos salvaron la categoría cuando ya estaban pensando en el siguiente objetivo: la Copa del Rey. Una vez alcanzada la primera meta, el Calahorra pone su mirada en una más ambiciosa, que siempre ha tenido en la mirada pero de la que no se había hablado claramente hasta hace un par de semanas. El premio es suculento, pero para mantener vivo el sueño a los rojillos prácticamente sólo les vale la victoria esta tarde frente al Tudelano (Ciudad de Tudela, 18.00 horas). La lucha por la Copa está cara y sólo un final de temporada sobresaliente dará a los rojillos la recompensa.

Solamente restan dos partidos. El de hoy supone la última salida de la temporada. Después de tantos desplazamientos, de Gijón a Miranda, de Santander a Irún, el Calahorra concluye sus viajes visitando a sus vecinos de Tudela. El derbi de la Ribera, que concluyó con empate en La Planilla, supone en esta penúltima jornada del campeonato mucho para ambos equipos. En realidad, significa más para los locales. Al fin y al cabo, el Calahorra ya ha conseguido su objetivo, todo lo que venga serán agradables añadidos a una destacada temporada. Sin embargo, el Tudelano se juega aún la permanencia.

Esas diferentes exigencias es una de las cuestiones que puede marcar el partido de esta tarde, aunque Miguel Sola incidió el jueves en que el Calahorra también se juega mucho. Una vez alcanzada la salvación, es complicado mantener al equipo en tensión para continuar en la misma línea de trabajo e intensidad. Un ejemplo de ello se dio el pasado domingo en La Planilla. Pese a una buena primera mitad, el Calahorra se deshizo en la segunda, superado en concentración, juego y actitud por el Athletic B. Los rojillos saben que en el Ciudad de Tudela una actuación similar supondrá el desastre.

El Tudelano se ha convertido en el quinto mejor equipo de la segunda vuelta

Miguel Sola ha convocado a veinte jugadores, incluyendo a los tocados Gonzalo y Goñi

El Tudelano es un equipo experimentado y competitivo, que aprovechará cualquier oportunidad. Un equipo construido para no pasar tantos apuros pero al que la primera vuelta del campeonato machacó con lesiones y otros problemas. Una vez superados los contratiempos, los navarros se han convertido en el quinto mejor equipo de la segunda vuelta. Su crecimiento es evidente y buscan esta tarde dar el último paso hacia la permanencia.

El Calahorra deberá dar su mejor medida para sacar un resultado positivo del Ciudad de Tudela. Sobre los once elegidos para lograrlo existen numerosas dudas. La convocatoria realizada ayer por Miguel Sola no despeja ninguna. El técnico jugará hasta el último momento con los descartes y el estado real de sus jugadores tocados, por lo que llevará a 20 futbolistas, entre los que se incluyen el portero Gonzalo y el mediapunta Adrien Goñi, que no han entrenado con normalidad esta semana. Deberían ser los dos descartes, pero son jugadores tan valiosos que hasta el último momento no se sabrá su disposición.

Más

Gorka Alegría y Simón Muriel, los dos porteros del filial de Regional Preferente, son las principales novedades en la convocatoria y es posible que Alegría asuma la titularidad y con ello sus primeros minutos de la temporada. Ya formó parte del primer equipo el curso pasado y ha realizado todos los entrenamientos del año con sus compañeros, por lo que la confianza en su actuación es plena en el vestuario rojillo.

El Calahorra se enfrenta esta tarde a la oportunidad de seguir con vida en la búsqueda de su nuevo objetivo, dando sentido a la última jornada del campeonato, manteniendo al equipo con opciones de celebrar un éxito que la semana pasada no pudo festejar con la permanencia. De lo contrario, el desenlace de la temporada será irrelevante. En Tudela afronta uno de los partidos más exigentes de la temporada. Una oportunidad de brillar hasta el final.