UDL y Tudelano reeditan sus urgencias

Ñoño intenta salir de la presión de Iglesias, Remón y Víctor, en uno de los muchos partidos que la UDL juega a lo largo de la semana para preparar el domingo. :: /Justo Rodriguez
Ñoño intenta salir de la presión de Iglesias, Remón y Víctor, en uno de los muchos partidos que la UDL juega a lo largo de la semana para preparar el domingo. :: / Justo Rodriguez

Los dos se midieron en marzo en Logroño con la necesidad de ganar; seis meses después (Las Gaunas, 20,00) repiten papel

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Es difícil entender el deporte sin sus urgencias. Necesidad por ganar, necesidad por jugar bien, necesidad de ascender, necesidad de mantener la categoría. Urgencia y necesidad. El fútbol no escapa a estas exigencias. Y sus equipos mucho menos. Si el resultado no es el apetecido, todo cambia. UD Logroñés y Tudelano, protagonistas de esta tarde en Las Gaunas, no escapan ni a la urgencia de ganar ni tampoco a la necesidad. Da igual por lo que peleen.

Hace unos meses, los dos mismos conjuntos se enfrentaban en el recinto blanquirrojo. Concretamente, el 4 de marzo. Ambos necesitaban ganar aquel encuentro. La UD Logroñés era sexta, con 44 puntos; el Tudelano, octavo, con 43. Racing y Real marcaban el límite del play off, con 48 puntos. A falta de once partidos, éste incluido, el que perdía se apeaba del tren que perseguía a los cuatro elegidos. Urgencia por ganar, aunque en este caso por un objetivo anhelado. Venció la UD Logroñés por 2-1, con goles de Paredes y Chamorro. Ninguno de los dos estará hoy sobre el césped. Sin embargo, ni riojanos ni navarros jugaron el play off.

Octubre del mismo año. La UD Logroñés necesita ganar esta tarde (20.00 horas) para fijar un rumbo del que ha carecido en las primeras siete jornadas. En especial, en la cinco iniciales. Suma 7 puntos y le urge sumar de tres en tres para escapar del peligro del descenso y no perder el tren cuyo maquinista es el Racing de Santander en este momento. El Tudelano alcanza los nueve, pero no ha ganado en las cuatro últimas jornadas y, además, perdió el domingo en el Ciudad de Tudelano frente al Oviedo. Eso duele. Por tanto, acude a la cita con la urgencia de ganar.

La UDL ha mejorado en los dos últimos partidos, pero sigue necesitando ganar hasta nueva orden

Ganar, siempre ganar. «El empate no nos sirve de mucho ni a ellos ni a nosotros», decía Sergio Rodríguez dos días antes de aquel partido de marzo. «Juguemos fuera o en Las Gaunas, necesitamos ganar», afirma seis meses más tarde. Nada ha cambiado.

Más

Rodríguez ha dibujado en las dos últimas semanas un equipo que ha mejorado el rendimiento. Victoria sobre el Real Unión y empate en Lezama. Punto que supo a poco, pero que en otra situación clasificatoria hubiera sido mucho mejor recibido. El técnico quiere ese espíritu más agresivo y más intenso que lleva a sus futbolistas a jugar al límite. Sabe que es el único arma para salir adelante. «De nada sirve si no le damos continuidad», indica el técnico blanquirrojo. Se refiere a esas virtudes. Ante el Tudelano las necesitará, porque el conjunto navarro es rocoso y veterano. Iñigo Valencia no puede contar con jugadores que marcan el ritmo, caso de Fernando Delgado, en la banda; Álvaro Corral, en el centro de la zaga; o David Lázaro, en la medular, pero hay otros que ya se han embebido del carácter luchador del equipo.

Posiblemente, la principal duda del técnico blanquirrojo se ciña al lateral izquierdo. «Busco el equilibrio para el equipo y encontrar el jugador adecuado para el partido, dependiendo de cómo esté y del adversario», decía el jueves. Seguramente, ese equilibrio lo aporte Javier Flaño, que ya ha jugado en varios partidos por ese carril. El último, en Lezama, tras suplir al lesionado Miguel Santos en el minuto 18. Y ese equilibrio por la banda izquierda permitirá que Juan Iglesias y Víctor López mantengan su verticalidad por la banda derecha.

Más allá de ese enorme agujero que ha dejado la lesión de Jaime Paredes, que el miércoles pasó reconocimiento médico en Madrid para seguir dando pasos en el tratamiento de su lesión, el técnico no parece dispuesto a tocar una formación que ha mejorado en resultados. Carles Salvador ha elevado sus prestaciones en la medular, más cerca del área rival; Andy Rodríguez es más vertical; Olaetxea ha elevado su rendimiento; André busca el cuero por todos los espacios. Ahora bien, ninguno de ellos es fijo para este partido. Hay alternativas, como las hay también en la izquierda, pero en la medular. A Ñoño se le ve más fresco en los últimos días, pero Rubén Martínez también quiere ese puesto. La competencia siempre es buena. Por eso, Rodríguez hace un guiño a Guille Cabrera, que regresa a una convocatoria, aunque uno de los diecinueve elegidos se quedará en la grada. La citación guarda mensaje: en la cantera hay soluciones a los problemas o carencias del primer equipo. Cualquiera es bienvenida si palia la necesidad o la urgencia del equipo. La UD Logroñés necesita ganar hasta nueva orden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos