CD CALAHORRA

Tres jugadores en peligro

Raúl Almagro busca jugar el balón en un entrenamiento. /Sergio Martínez
Raúl Almagro busca jugar el balón en un entrenamiento. / Sergio Martínez

Yasin, Almagro y Eduardo Ubis se encuentran a una tarjeta de alcanzar su segundo ciclo y ser sancionados

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

El Calahorra ha vivido una semana como pocas a lo largo de la temporada. No existen sanciones de cara al partido de mañana ante el Izarra y tampoco graves lesiones en su plantilla. Cristian, Pereira y Aly son los únicos tres jugadores con molestias físicas, pero ya se encuentran en fase de recuperación y al menos el capitán podría estar entrar en la convocatoria de cara al duelo de Estella. Sin embargo, es posible que la situación cambie para la próxima semana, ya que tres futbolistas rojillos, Yasin, Almagro y Eduardo Ubis, se encuentran a sólo una tarjeta amarilla de cumplir su segundo ciclo y ser sancionados de nuevo con un partido.

Último entrenamiento y convocatoria

Los jugadores del Calahorra disfrutaron ayer de su segundo día de descanso de una semana que sólo contará con cuatro entrenamientos en vez de los cinco habituales cuando juegan en domingo. Uno de los motivos es que el equipo ha trabajado toda la semana en el campo de césped artificial para adaptarse a lo que se encontrará en Merkatondoa y en esa superficie el desgaste físico es mayor.

Los rojillos realizarán esta mañana -a partir de las 9.00 horas- la última sesión antes del partido en Estella, en la que el trabajo se concentrará en aspectos tácticos y la estrategia de cara a pulir los detalles finales antes una cita clave. A la conclusión del entrenamiento, el técnico Miguel Sola ofrecerá la lista de convocados para el partido, en la que tendrá que decidir a quiénes deja fuera, ya que solamente cuenta con una baja segura, la de Aly, y la de Pereira también casi confirmada. Dos son los jugadores disponibles que no viajarán a Estella, una decisión en la que podría influir el perfil de juego de los futbolistas de cara a un campo complicado.

Esos factores entran en la rutina de un equipo a lo largo de la temporada, pero es importante que las sanciones no se acumulen en exceso. Limitar las opciones y más teniendo en cuenta que se trata de jugadores importantes. Los tres cuentan con opciones de jugar mañana. Yasin es indiscutible en el lateral derecho después de su prueba fallida como extremo, Eduardo Ubis es otro de los jugadores fijos en punta de ataque, sea solo o acompañado, mientras que Raúl Almagro alterna más en la titularidad pero Merkatondoa parece un campo propicio para sus características.

13 tarjetas
Javi Barrio (seis de tres expulsiones).
11 tarjetas
Almagro (dos de una expulsión).
9 tarjetas
Yasin y Ubis.
6 tarjetas
Morgado, Sergio Parla y Cristian.
3 tarjetas
Adrien Goñi.
2 tarjetas
Cárdenas y Regino.
1 tarjeta
Nacho Zabal, Auzmendi, Echaide y Manjón.

Los tres jugadores acumulan nueve amonestaciones hasta el momento, lo que quiere decir que ya han cumplido un ciclo de tarjetas esta temporada, aunque les costó llegar más a él que previsiblemente al actual. Eduardo Ubis fue el primero en llegar a las cinco amarillas y no pudo estar en la decimoquinta jornada ante el Vitoria; Yasin se perdió el partido contra el Bilbao Athletic dos semanas después; y Almagro, ya en la segunda vuelta, el duelo con el Leioa. No son, pese a todo, los jugadores más amonestados del equipo, y es que Javi Barrio ha visto este curso 13 tarjetas, pero seis de ellas implicaron expulsión por doble amarilla, por lo que no contaron para su ciclo particular.

Próximo partido

Jugar con las sanciones también es una de las artes del fútbol y la próxima jornada parece propicia para tomarse un descanso. El Racing de Santander, líder indiscutible del grupo, visitará La Planilla en una jornada en la que puntuar resultará más complicado que nunca. Sin embargo, Miguel Sola ya ha avisado de que no pueden dejar pasar oportunidades de sumar, por lo que asumir las tres bajas en ese partido resultaría otro lastre ante el rival más poderoso del grupo.

Yasin, por ejemplo, fue reservado hace dos semanas en Miranda para no correr el riesgo de ver la décima tarjeta que le impidiese jugar ante el Arenas. Sí lo hizo ante los vizcaínos pero consiguió no ser sancionado para estar disponible también en el decisivo choque de mañana. El partido frente al Izarra es uno de los más importantes de la temporada y contar con todos los efectivos posibles es un factor clave. De cara a la próxima semana, será otra historia.