TRABAJO SILENCIOSO

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

Sin balón durante muchos pasajes del partido, la UD Logroñés fue capaz de marcar la pauta, llevar al Oviedo B a su terreno y aprovechar uno de los espacios que genera en su afán ofensivo para marcar el gol de la victoria.

Sin trabajo en la primera mitad. En la segunda se mostró muy seguro en los balones aéreos que llegaban desde las bandas y protagonizó dos buenas intervenciones a disparos de Ernesto y Borja.

Tuvo que emplearse a fondo para frenar a Borja. Salió bien por su banda, pero le faltó acierto en el centró al área. Sufrió mucho más en los últimos minutos porque no tuvo ayuda defensiva.

Bien por arriba y por abajo. Atento al juego, socorrió a Bobadilla. Una perdida de balón pudo costarle un disgusto a la UDL. Si sale de la zaga, sufre más.

Se emparejó en más de una ocasión con Steven, poderoso en el salto. Atento a la ayudas a Flaño en la pugna de este con Ernesto y Jorge.

Muchísimo trabajo el que tuvo por su carril con la rapidez de Ernesto y Jorge. Corrió en más de una ocasión y evitó un remate de Jorge dentro del área pequeña Ofensivamente, ayudó en su salida. En la segunda mitad mantuvo el tono.

Barrió todos los balones que pasaron por él. Se acopla perfectamente al medio centro porque tiene una gran capacidad de trabajo. Y además, si sale con el balón sabe qué hacer con él. Inició la jugada del gol.

Le costó entrar en el ritmo del partido. Una vez dentro de él, protagonizó diferentes escaramuzas por la banda derecha. Pudo marcar en dos ocasiones. Trabaja mucho defensivamente.

Titular después de mucho tiempo. Oxigena al equipo, aunque le faltan minutos para ganar en confianza. Aun así, siempre que tiene el balón el juego cobra criterio

Sufrió defensivamente por la verticalidad de Jorge, pero acabó aprovechando el espacio vacío del lateral para participar en el gol. Pudo marcar por dos veces y dar un tanto de empujar a la red a Rubén Martínez.

Trabaja mucho en la presión e incluso en defender y no goza de muchas ocasiones de gol. Definió en el gol como un auténtico nueve.

Salió para dar fuerza a la medular y proteger a los centrales. Cumplió.

Apenas tocó balón y no ayudado en nada a tapar el carril izquierdo del ataque ovetense.

Apenas cinco minutos sobre el césped. Se situó como tercer central y ayudó a mantener la línea.

 

Fotos

Vídeos