Fútbol

Tangana final en Anduva

Miembros de los dos equipos se encaran tras el partido. /Fernando Díaz
Miembros de los dos equipos se encaran tras el partido. / Fernando Díaz

Ambos equipos se enfrentaron tras el pitido final después de que el jugador local Hugo Rama realizara gestos por los que el jugador ha pedido disculpas y que la afición riojana interpretó como ofensivos

LA RIOJA

La derrota de la UD Logroñés ante el Mirandés (1-0) acabó de la peor forma posible. La victoria se quedó en Anduva pero el partido no terminó con el pitido final.

Para acabar por amargar la tarde a los blanquirrojos, el local Hugo Rama se encaró con la afición riojana nada más finalizar el choque, celebrando brazos en alto el triunfo con gestos desafiantes. En cuanto lo vieron, varios jugadores de la UDL se enfrentaron con el rival para recriminarle su actitud... y se montó una tangana.

El propio jugador del Mirandés se encargó de desmentir vía Twitter que él no hizo gestos ofesivos hacia la afición riojana desplazada a Anduva a la vez que ha pedido disculpas si alguien lo ha entendido mal.

En el follón del final del choque se vieron implicados componentes de los dos equipos. Incluso el técnico riojano, Sergio Rodríguez, tuvo que ser separado por Miguel Santos en una trifulca en la que se vio volar algún que otro puño. El arbitró mostró algunas tarjetas amarillas una vez se calmó todo. Nadie quiso hablar del tema en la rueda de prensa posterior y habrá que esperar a la redacción del acta para ver hasta dónde vio y sancionó Usón Rosel.