UD LOGROÑÉS

El sueño de la UD Logroñés con el ascenso arranca en Badajoz

La plantilla y el cuerpo técnico de la UD Logroñés, ayer antes de comenzar el último entrenamiento de la semana ./Justo Rodriguez
La plantilla y el cuerpo técnico de la UD Logroñés, ayer antes de comenzar el último entrenamiento de la semana . / Justo Rodriguez

Los riojanos llegan al Nuevo Vivero en el mejor momento de la campaña y con ganas de hacer algo grande | En un estadio que rozará el lleno, los blanquirrojos aspiran a regresar con un resultado ilusionante para el encuentro de vuelta

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

La UD Logroñés se ganó el derecho a soñar con la Segunda División clasificándose para disputar el 'play off'. Y esta tarde (19.00 horas) en el Nuevo Vivero de Badajoz comienza su sueño. Partido de ida de la primera eliminatoria por el ascenso. Dos equipos con similares dinámicas durante la temporada calibran su fortaleza, mental y futbolística, en un duelo de ciento ochenta minutos. No son tres puntos por partido, es un encuentro de dos partes de noventa minutos cada una. Ya no sirven los logros anteriores. De poco vale ser un equipo que encaja pocos goles, que ha sido el mejor del grupo en la segunda vuelta o que rentabiliza al máximo sus goles. Eso ya es pasado. Ahora es tiempo de demostrar. Toca ser prácticos.

Sergio Rodríguez, entrenador blanquirrojo, fue bien claro: «Estamos donde queríamos, donde soñábamos al principio de temporada». Ahora es el momento de dar un nuevo paso hacia adelante. La UD Logroñés busca ofrecer su mejor versión en el tramo decisivo de la temporada. Dos grandes bazas juegan a favor de los riojanos: la dinámica y la versatilidad. Cinco victorias y un empate en los últimos seis encuentros es un final de campaña casi perfecto que cualquier equipo firmaría. Desde el 7 de abril la UDL no sabe lo que es perder. Los blanquirrojos cayeron entonces contra el Oviedo B en Las Gaunas (3-4). Y desde ese momento, los de Sergio Rodríguez sumaron de tres en tres ante Vitoria, Real Sociedad, Mirandés, Arenas e Izarra. Además del punto logrado en El Sardinero, un punto de los que pesan. El otro bonus con el que cuenta el equipo blanquirrojo es el hecho de tener una plantilla moldeable. Es muy difícil para cualquier rival saber con qué equipo jugarán los riojanos. Incluso, conociendo el once titular, son varios los dibujos que puede trazar sobre el césped. Un rival muy incómodo.

Como es habitual en este tipo de situaciones, una vez que se conoció que el Badajoz era el rival de la UD Logroñés, han sido muchas las loas hacia el equipo pacense. Sin duda merecidas. Pero no se puede olvidar que el Badajoz es el cuarto clasificado del Grupo IV y la UDL es el segundo equipo del Grupo II y con récord de puntos en su historia. Respeto sí, pero miedo no.

«Más allá de que te apriete el público, el ambiente que se genera es positivo para ambos equipos» sergio Rodríguez

«Tener la concentración al máximo durante los 180 minutos va a ser muy importante» Sergio Rodríguez

Sergio Rodríguez y su equipo tienen ante sí una complicada decisión: ¿cómo jugar en el Nuevo Vivero? Y las dudas nacen ya en la portería ¿Buigues o Etxebarria? El alicantino fue titular en Santander pero dejó dudas, sobre todo en los balones aéreos. El técnico tendrá que optar: continuidad o cambio.

Iglesias y Caneda parecen fijos en defensa. Los dos han firmado una gran temporada. En el lateral izquierdo, Paredes e Iñaki se disputarán la titularidad. Parece que el de Calahorra tiene ventaja en esa pugna. Otra de las grandes dudas de Sergio Rodríguez es elegir entre Bobadilla y Borja para acompañar a Caneda en la posición de central. El riojano ha protagonizado una buena campaña. Apareció en la titularidad cuando el entrenador estaba contra las cuerdas, y respondió. Sergio Rodríguez no olvida esas cosas. Pero Borja tiene más experiencia en este tipo de encuentros (es el cuarto 'play off' consecutivo que disputa). Y su mejoría física es evidente desde que llegó en el mes de enero.

El timón del barco tiene dos dueños fijos: Andy y Carles Salvador. Es cierto que Olaetxea ha aparecido en ese puesto por necesidades del guion, y lo ha hecho bien. Pero el técnico confía plenamente en el tándem andaluz-castellonense.

Del centro del campo hacia adelante, es prácticamente imposible acertar los jugadores que dispondrá el técnico. Mucha variante en el ataque blanquirrojo. La última decisión la tomará Sergio Rodríguez y su equipo en función de cómo defiende el Badajoz, de si deja hueco entre los centrales o de si baja el rendimiento por las bandas.

Una de las posibles opciones es la repetición del esquema con el que se jugó en Santander, André y Víctor por delante. El brasileño dio el susto en el entrenamiento de ayer y habrá que esperar a ver cómo evoluciona. Rubén Martínez está en forma, ha crecido en labores defensivas y estará en la banda izquierda. Por la derecha pueden aparecer Pedrito, Rayco incluso Olaetxea. Cada uno aporta algo distinto.

Ambiente de fútbol

Aunque la UD Logroñés no estará sola en el Nuevo Vivero, lo cierto es que desde Badajoz se barrunta casi un lleno absoluto. Es decir, quince mil almas animando a los blanquinegros. Un ambiente que no asusta a la plantilla riojana. «Es motivador porque es ambiente de fútbol. Más allá de que te apriete el público, el ambiente que se genera es positivo para ambos equipos y ambos intentaremos aprovecharlo», reconocía Sergio Rodríguez.

No por repetido deja de ser menos verdad: estas eliminatorias se deciden por detalles. Y por el trabajo de tener todo controlado pasa gran parte de la suerte de este primer asalto del 'play off'. El entrenador blanquirrojo lo sabe y así se lo ha transmitido a sus jugadores: «El hecho de tener controlados esos detalles, tener la concentración al máximo durante los 180 minutos, va a ser muy importante porque hay mucha igualdad entre todos los equipos». «Nos hemos cansado -continúa- de ver eliminatorias que se han resuelto en momentos finales, o por detalles, o equipos que parecían muertos luego han revivido... Creo que esas cosas hay que tenerlas claras y ponerlas en práctica durante el partido».

El rival de los riojanos, el Badajoz, comenzó la temporada con Patxi Salinas en el banquillo. Nueve jornadas duró. Tras un partido de Miguel Ángel Espejo como interino llegó Nafti. Y con él los buenos resultados.

Con el riojano Kike Royo en la portería, el Badajoz es un equipo en el primer la presencia física, con un juego directo que, como reconocía el entrenador de la UD Logroñés «se asemeja un poco a los equipos del norte a la hora de jugar».

Eder Díez y Francisco Ferrón, con diez goles cada uno, son la referencia ofensiva de un equipo que presenta mejores prestaciones en casa (doce victorias, cinco empates y dos derrotas) que fuera del Nuevo Vivero (siete triunfos, cuatro empates y ocho derrotas). El equipo que ascendió en Calahorra hace dos años logró la permanencia la pasada campaña. Y en esta revolucionó la plantilla con 17 jugadores nuevos de los 20 que tenía. Con el tiempo ha sabido conseguir un equipo.

Todo preparado para que Badajoz y UD Logroñés comiencen su duelo personal en busca del ascenso. Esta tarde, primer asalto. El próximo fin de semana, el segundo. Sólo puede quedar uno.