Resultados dispares en una jornada en la que todos influyen

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Todos los partidos que se jugaron ayer y se disputan este domingo afectan directamente a UD Logroñés y Calahorra. Al primero, en su afán de mantenerse entre los mejores; al segundo, en su carrera por la permanencia.

Ayer, el empate logrado por el Gernika ante el Leioa le permite acercarse al Calahorra, aunque los rojillos tienen tres puntos más y juegan esta tarde. En la zona baja de la tabla, el Durango venció por la mínima al Langreo, resultado que favorece a la UDL. El Arenas venció en Gobela, también por un único gol, al Real Unión y se distancia del Calahorra, aunque deja en bandeja que los hombres de Miguel Sola superen al Real Unión hoy en la tabla.

En la zona alta de la clasificación, el Racing de Santander, que hace siete días perdió en Langreo, se mide al Sporting B en El Sardinero, en un momento que ya es delicado para los asturianos, en caída libre y que se ha convertido en otra presa calagurritana.

Más afectará a la UD Logroñés, lo que suceda en San Sebastián, en Miranda de Ebro y en Baracaldo. En Zubieta, la Real Sociedad recibe al Tudelano y tiene la oportunidad de alcanzar los 45 puntos; en Anduva, el Mirandés se enfrenta al Athletic, que aspira a no perder lejos de Lezama tras seis derrotas consecutivas en su papel de visitante y, además, a no descolgarse por completo en su pelea por llegar arriba. Y en Lasesarre, el conjunto local saldrá con la motivación de superar en a tabla a la UD Logroñés. Se mide al Vitoria, equipo que al igual que el rival blanquirrojo, pelea por salir de la zona de descenso.

Y de lo alto de la tabla, a lo bajo de la misma. Al Calahorra le interesa que no ganen, y si es posible no puntúen hoy Tudelano, Vitoria y Gimnástica, aunque primero debe sumar el Calahorra en Estella.