UD LOGROÑÉS

La rebelión de los jóvenes

La rebelión de los jóvenes

Cuatro jugadores Sub'23 juegan con asiduidad en la UD Logroñés, algo poco habitual | Futbolistas como Iglesias, Bobadilla, André y Víctor disfrutan de muchos minutos y, en proporción, juegan más que los futbolistas veteranos

J.M. GLERA

Logroño. Ali Radjel se convirtió el domingo en el tercer jugador del filial que esta temporada juega con el primero equipo. Lo hizo durante tres minutos, pero el atacante saharaui ya ha dado el primer paso y la ausencia de Marcos André le abre las puertas del primer equipo en el presente blanquirrojo. Ali sigue los pasos de Juan Iglesias y Pablo Bobadilla, que esta campaña han comenzado a jugar en Segunda y se suma a otros futbolistas de la cantera que han llegado... incluso para quedarse.

Es el caso de Marcos André, jugador a todos los efectos de la primera plantilla, e incluso de Víctor López, que jugó en las categorías inferiores de la UD Logroñés. A ellos se suma Guille Cabrera, convocado en dos ocasiones en Liga y que jugó en Copa del Rey en Santander. En la lista no hay que olvidar a Álvaro Arnedo, que adquirió galones la pasada campaña y al que le restan unas semanas para regresar a la competición.

El fútbol es paradójico. La UD Logroñés formó una plantilla durante el verano con dieciséis jugadores mayores de 23 años que llegaban con la clara determinación de ser titulares. Todos tienen ese pensamiento, pero en este caso sus respectivas trayectorias avalaban semejante idea. Sin embargo, dos jugadores recién ascendidos, Iglesias y Bobadilla, son titulares; a ellos se suma Marcos André, incuestionable en el ataque hasta su lesión.

El filial

Lo cierto es que Sergio Rodríguez ha echado mano del filial y ha encontrado en los jugadores Sub'23 una válvula de escape a la jerarquía del vestuario y un apoyo sobre el que mejorar el rendimiento.

Los números son fríos y claros. Arnedo, lesionado, Iván Buigues, que no ha jugado en Liga, y Guille Cabrera son los únicos jugadores Sub'23 que no han debutado. A la nómina se sumó el domingo Ali Radjel, que disfrutó de tres minutos. Así, Juan Iglesias, Pablo Bobadilla, Marcos André y Víctor López se reparten los muchos minutos que han disfrutado los pequeños. De hecho, y proporcionalmente, más que los séniors.

Estos 16 jugadores suman 11.168 minutos de competición repartidos en los quince partidos celebrados. Es decir, a 698 minutos acumulados por jugador, lo que da que cada uno de ellos juega, de media, 46,5 minutos por encuentro.

Miguel Martínez de Corta y César Caneda lideran esa lista, pues los dos han jugado todos los minutos, 1.350, mientras que Carles Salvador completa el podio, con presencia notable en los quince compromisos y 1.280 minutos.

En la parte negativa, Mikel Santamaría suma 191 minutos repartidos en cinco encuentros; Jonathan Bijimine, 225 en tres partidos; y Borja Sánchez se queda en 264 minutos en 8 partidos.

Que tienen más protagonismo global, es evidente. Pero no son las únicas cifras. Los cinco futbolistas Sub'23 que han gozado de la confianza de Sergio Rodríguez suman 3.544 minutos, que se traducen en 47,2 minutos por partido y futbolista en estos quince encuentros. Ahora bien, estos números tiene trampa, ya que un porcentaje altísimo de esos minutos los acumulan Juan Iglesias y Pablo Bobadilla. El primero ha alcanzado ya los 12 encuentros en Liga, con 1.075 minutos sobre el césped, mientras que el najerino alcanza la cifra de 10 compromisos y 900 minutos, números que adorna con 3 goles. Marcos André ha participado en 14 encuentros, con 1.012 minutos y 3 goles.

 

Fotos

Vídeos