El Real Unión, víctima de los rojillos el pasado año en la Copa

Crisitan marcó de cabeza. :: s.m./
Crisitan marcó de cabeza. :: s.m.

El Calahorra superó en la primera ronda copera al conjunto irundarra, que regresa mañana a La Planilla

S.M. LOGROÑO.

La Planilla recibe mañana a un conocido que evoca gratos recuerdos. El Real Unión de Irún fue el año pasado la primera víctima del equipo rojillo en su paso por la Copa del Rey, en una eliminatoria que comenzó a dejar claro que el Calahorra era un equipo capaz de competir contra bloques de Segunda B y estaba dispuesto a dar el salto de categoría como finalmente ocurrió.

Esa primera eliminatoria disputada el 30 de agosto del 2017 se decidió gracias a un solitario gol de Cristian en los primeros compases del choque, al cabecear un saque de esquina colgado por Míchel. El Calahorra aguantó el marcador e incluso tuvo ocasiones para aumentarlo, aunque finalmente no fue necesario. Aquel partido lo disputaron Gonzalo, Cristian, Javi Duro, Almagro, Rodrigo, Barace y Adrien Goñi de la actual plantilla.

El Real Unión no jugó con algunos de sus más habituales, entre ellos su goleador Mikel Orbegozo, que aún sigue en el equipo irundarra convertido en su máximo peligro, tal y como acreditan sus ocho dianas de la presente temporada, casi la mitad de un equipo que ha descrito una trayectoria de más a menos hasta situarse ahora en la décimo quinta plaza con 17 puntos.