«No es lo que queríamos, pero el punto es bueno»

Sola saluda al entrenador rival antes del partido. /Sergio Martínez
Sola saluda al entrenador rival antes del partido. / Sergio Martínez

El preparador lamenta los espacios dejados ante un rival muy complicado, sobre todo si se pone por delante en el marcador

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

Con verbo calmado, el técnico del Calahorra dio por bueno el empate logrado ante el Arenas, defendió a sus hombres ante las críticas de falta de actitud y advierto que todos deberán acostumbrarse a convivir con la presión que entraña el fútbol.

- Antes de un partido nadie piensa en el empate. Después, ¿da por bueno el punto logrado?

- Hay que darlo por bueno. Hemos tenido muchas distancias entre líneas en la primera mitad; en la segunda hemos echado más corazón que juego y hemos empatado un partido que estaba complicado. No es lo que queríamos.

- En otros compromisos han mostrado una gran intensidad de inicio. Hoy (por ayer), sin embargo, han ido de menos a más.

- Sí y al final estábamos mejor que ellos. Es cuestión de intensidades. Subes y bajas. Nosotros queremos jugar con la máxima intensidad, porque sino, no puedes competir.

- En la segunda mitad han ofertado más empeño que claridad de ideas.

- Sí. Es difícil jugar contra un equipo que se pone por delante en el marcador. Se encierra y deja pocos espacios. Tiene esos argumentos para poder hacerlo. Y han aprovechado los espacios que hemos dejado nosotros.

- ¿Cómo ha visto a su defensa?

- He echado en falta una mayor compenetración y comunicación. Los centrales estaban más atrás que en otros partidos porque no están acostumbrados a jugar juntos. Teníamos que haber dado un paso adelante y no meternos tan atrás como en el primer periodo, pero cuando hay cambios suelen pasar estar cosas. Podemos mejorar.

- El aficionado se quejaba de falta de actitud de los jugadores.

- No. Puede ser que el equipo esté tenso por la situación, pero falta de actitud en este equipo, no. Otra cosa es que no hayan estado bien dispuestos en el campo y que no hayamos llegado. No es justo decir que este equipo no ha echado ganas.

- Hablamos de presión. ¿Otro hándicap más?

- Para todos los equipos que están ahí. Desde el noveno o décimo puestos, estamos todos en un pañuelo. Quien mejor sepa llevar esta situación sacará los partidos adelante. Todos los encuentros tienen presión y hay que acostumbrarse a ella. Tenemos jugadores con experiencia que no se van a asustar por la presión.