SEGUNDA DIVISIÓN B

La UDL se queda en la zona cero

La UDL se queda en la zona cero

El resto de marcadores minimiza el castigo recibido en Sarriena | Los riojanos bajan a la décima plaza, pero quedan a cuatro puntos del 'play off' tras el empate del Oviedo y las derrotas de Mirandés y Barakaldo

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

«Hemos recuperado los puntos que perdimos en un mal inicio y estamos en una posición cero. No estamos mal, pero si queremos ir hacia arriba debemos seguir en esta dinámica».

Así explicaba Sergio Rodríguez el momento que vivía la UD Logroñés a veinticuatro horas de jugar en Sarriena. La UDL era quinta, a tres puntos del Oviedo B, cuarto clasificado, pero para el técnico riojano su equipo habitaba en la zona cero. Ni arriba ni abajo, aunque más cerca de los primeros.

«Que te hagan dos goles en dos minutos no tiene mucha explicación. Seguramente hemos salido fríos, con falta de contundencia, con falta de concentración y ellos han acertado en esas dos situaciones que han tenido. Han sido tres minutos muy malos, los tenemos que asumir y tenemos que aprender de ello. Debemos conseguir que no nos vuelva a superar porque con dos goles en contra, en los dos primeros minutos, el partido se te pone muy cuesta arriba».

Más

Y así explicaba el técnico lo ocurrido en Lejona después de jugar el compromiso. Tras una y otra explicación, la UD Logroñés queda en la zona cero y desperdicia la primera oportunidad de dar un zarpazo al cuarto clasificado, el Oviedo B, al que se medirá el 18 de noviembre en la capital asturiana. De ubicarse a un punto de los ovetenses, que empataron ayer ante el Gernika, si hubiesen ganado en tierras vascas a quedar a cuatro, en la décima plaza y con cinco equipos entre ambos. Tres de ellos, filiales.

A la UD Logroñés le pudo pesar un exceso de confianza. El sobrante que da haber sumado trece de los últimos quince puntos y, además, no haber encajado ningún gol. En dos minutos, Miguel sacó más balones de sus redes que en los 450 anteriores. La UDL no saltó al césped con las revoluciones necesarias. El primer tanto es una cadena de errores. Olaetxea y Remón se estorban en la pugna por el balón aéreo en el círculo central; Juan Iglesias sale a destiempo a la banda; Luariz aprovecha el espacio a su espalda para ganar en carrera a Caneda y centra desde dentro del área con la línea de fondo ganada. Ni Bobadilla ni Salvador despejan el esférico. Garai empuja el cuero.

El segundo gol también llega por una aprovechamiento del espacio libre a la espalda de Javier Flaño en la banda izquierda riojana. El centro de Chirri lo despeja Bobadilla, pero no hay ningún compañero en la zona de rechace, al borde del área. Cuando llega Remón, Garai ya ha disparado. Segundo gol. Por cierto, el logroñés está a la espera de conocer el alcance de su lesión.

A la UD Logroñés le salva la jornada el resto de resultados. El resto, salvo el del Racing, que fijó velocidad crucero desde la primera jornada y que ayer alcanzó los 26 puntos tras ganar en Irún. Ahora bien, esa igualada a la que aludía y alude Sergio Rodríguez explica la derrota del Barakaldo en Gijón (2-0), del Mirandés en Torrelavega (1-0), y el empate del Oviedo (1-1). El Racing queda ya a diez puntos; los demás no sólo están más cercanos sino que son más propensos a fallar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos