Segunda B | Calahorra-UDL

«Los puntos cuentan y de no sacar los tres en La Planilla estaríamos en posición incómoda»

«Los puntos cuentan y de no sacar los tres en La Planilla estaríamos en posición incómoda»

«No se nos están dando bien [los derbis] pero vamos a intentar cambiar la dinámica y ganar uno», asegura el técnico

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

El reloj ya juega en contra de la Unión Deportiva Logroñés... y sólo han pasado dos jornadas. La visita dominical a La Planilla es una prueba de fuego para Sergio Rodríguez y sus pupilos. El curso pasado, el conjunto blanquirrojo tocó fondo en el estadio calagurritano y nadie quiere que esa angustia vivida se repita. Para evitarlo, la victoria es el único camino. Para eso y para reconciliarse con la afición, que en Las Gaunas, hace unos días, vivió una sonrojante experiencia ante el Haro.

El técnico blanquirrojo aprovechó ayer para hacer autocrítica, pero también para pedir calma. «No escondemos que el otro día fue un partido muy malo. Lo asumimos y lo que nos queda es trabajar duro y afrontar el siguiente con confianza. No vamos a perder la confianza en nadie en el segundo partido», indicó. «Después de volver a ver el encuentro contra el Haro te quedan peores sensaciones, aunque ya fueron malas. Esperamos que se quede en eso. Los resultados son importantes pero las sensaciones también. Seguimos confiando mucho en la plantilla y esto acaba de empezar», abundó.

La realidad no son exclusivamente los dos primeros partidos de competición de esta temporada. «El partido [contra el Haro] nos generó intranquilidad pero estamos tranquilos porque hemos visto al equipo en pretemporada», sentenciaba Sergio Rodríguez.

«El Calahorra es capaz de iniciar desde atrás, tomar riesgos y elaborar pero se adapta al juego directo»

Para la plantilla blanquirroja «siempre existe presión positiva». «Cuando vienes de una derrota parece que se acaba el mundo. Siempre hay presión y consideramos que tenemos plantilla para estar peleando por los puestos de arriba. Encontrarnos ahora así nos genera cierta ansiedad, pero dentro de un marco, que no es otro que la segunda jornada de una liga de 38», relativizó el preparador logroñés antes del entrenamiento matutino.

Para cambiar la dinámica, la confianza es plena en sus futbolistas, aunque siempre que cumplan con una premisa: «Confiamos en todos los que están comprometidos, el que trabaje a diario y ponga sus cualidades al servicio del equipo contará con oportunidades. Así nos hemos movido siempre». «Creemos que el compromiso está por encima del talento, aunque el talento hay que ponerlo al servicio del grupo. Varios jugadores están contando con más minutos pero eso no quiere decir que el resto no sean importantes», analizó, antes de ser preguntado si los que no han debutado aún, caso de Javi Álamo o Ñoño no están cumpliendo, a lo que el técnico riojano respondió tajante: «Importantes son todos a lo largo del año. No decimos que alguno no lo tenga. Todos tienen compromiso pero si alguno deja de tenerlo tendría complicado jugar».

Derbis complicados

Enfrente, la UDL se va a encontrar al Calahorra, un rival que ha ganado en La Planilla al Real Unión y ha rascado un valioso empate en Lezama. En La Planilla, los de Miguel Sola son siempre complicados y Rodríguez maneja las fórmulas para neutralizar ese factor de jugar como local: «Tenemos que adaptarnos a un terreno particular por dimensiones y bote del balón. Hay que competir el balón, ser muy fuertes en los duelos, estar muy bien asentados y aprovechar las oportunidades». Sergio Rodríguez alabó la polivalencia de los riojabajeños, capaces de «manejar dos perfiles, capaces de iniciar desde atrás, tomar riesgos y elaborar un juego combinativo, pero también se adapta al juego directo». «Hemos planificado cualquiera de las dos situaciones», adelantaba.

Para el preparador blanquirrojo, el Calahorra es «un equipo intenso y más en su campo». «No tenemos temor, pero si queremos hacer un buen partido debemos tener un plus de intensidad, en los duelos y de concentración. No es bueno afrontar los partidos con temor, pero sí con respeto. Los puntos cuentan y de no sacar los tres puntos estaríamos en una posición incómoda», analizaba.

Además, reconocía que el choque de mañana motiva a todos, a jugadores y aficionados. «Es un partido especial para La Rioja, un derbi. Hasta ahora no se nos están dando bien, pero vamos a intentar cambiar la dinámica y ganar uno. Optimistas somos siempre. Trabajamos duro para dar la vuelta a la situación», concluía Sergio Rodríguez.