SEGUNDA DIVISIÓN B

El punto de inflexión cántabro

Paredes, Santos, Bobadilla, Víctor y Vitoria juegan un rondo.:/Antonio Díaz Uriel
Paredes, Santos, Bobadilla, Víctor y Vitoria juegan un rondo.: / Antonio Díaz Uriel

La UDL busca un triunfo sobre la Gimnástica que borre por completo la última derrota

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Torrelavega supuso un punto de inflexión en la reacción que la UD Logroñés había iniciado con su victoria sobre el Real Unión. En El Malecón, los riojanos lograron su primer triunfo a domicilio y enlazaron tres victorias consecutivas y cinco jornadas sin perder. Aunque ahora la necesidad es otra, la UD Logroñés repite enfrentamiento con el cuadro cántabro. En Las Gaunas y con el 'play off' como hábitat casi natural. Sin embargo, la exigencia es la misma que la de aquel domingo de octubre en el que se venció con un gol de penalti, amparado en el fútbol efectivo y con el sufrimiento como termómetro al valor en la victoria.

La radiografía del partido es similar aquel de otoño, pero con un adversario de comportamiento más incierto porque a Pablo Lago le ha sustituido Francisco Mori en el banquillo. El asturiano ha dirigido al once cántabro en tres partidos, ha sumado cinco puntos y no ha perdido. Más allá de los números, a Sergio Rodríguez le preocupa el comportamiento sobre el césped de ese bloque que, según desvelaba el técnico riojano, ha presentado dos caras diferenciadas en estos tres compromisos.

La UD Logroñés apostó en El Malecón por no sumar minutos de posesión, aunque en Las Gaunas tomará la iniciativa. Por decisión propia y por obligación, ya que presume en adversario cerrado en torno a su portería con una zaga liderada por el exblanquirrojo Ramiro Mayor. Así, el fútbol de interior servirá o para desequilibrar por el centro o para estirar el sistema defensivo llevando el balón a ambas bandas. Es un partido para jugar por los carriles. Los riojanos cometieron el error en Tudela de olvidarse de ensanchar el campo y ahí cimentaron su derrota. Insistir no es lo mejor.

La gran duda de la UDL es la presencia en el once de Caneda. Si no juega, alterará más posiciones

«Paciencia y velocidad», gritaba ayer Sergio Rodríguez a sus jugadores en fase de ataque. Parece un contradicción, pero caminan de la mano. Paciencia para no caer en la precipitación del último pase certero y velocidad en la circulación del cuero para mover al adversario y que aparezca el espacio por el que explotar la verticalidad hasta generar una ocasión clara de gol.

El guion parece claro, aunque también estaba muy trabajado antes de saltar al césped del Ciudad de Tudela. Ahora falta decidir el elenco de actores, porque el concurso de alguno de sus protagonistas principales queda en entredicho hasta el último instante. La gran duda parece residir en la figura de César Caneda. Quien mejor sabe cómo está su rodilla derecha es él. Sergio Rodríguez admite que el partido es «muy importante» para los intereses del club, lo que permite pensar que el vitoriano será de la partida, pero también afirma que no es un encuentro tan decisivo como para forzar el regreso de su pupilo. Es decir, sí, pero no o otro lo contrario.

Si Caneda juega, el once no presentará alteraciones reseñables y será muy similar al que se midió al Tudelano, con Rayco partiendo desde la banda izquierda, aunque eso suponga no dar amplitud al campo por ese carril desde la medular, pero sí desde el lateral con las incursiones de Jaime Paredes. Víctor López apunta a recuperar la titularidad, mientras que Olaetxea podría regresar a esa mediapunta tan extraña que personifica.

TVR retransmitirá el partido en directo

Como es habitual en los últimos compromisos jugados en Las Gaunas (salvo ante el Calahorra), TVR retransmitirá en directo a partir de las 16.50 horas el encuentro entre la UD Logroñés y la Gimnástica. Además, los aficionados blanquirrojos que no tengan la posibilidad de seguirlo en de la pequeña pantalla podrán hacerlo a través de la web de Diario LA RIOJA (larioja.com), que no tiene límites geográficos.

Si Caneda no entra en el once inicial, dos son las alternativas. Una pasa por ubicar a Flaño en el eje de la zaga junto a Bobadilla, si bien el navarro no ha jugado en el centro de la misma desde que llegó. Quizá, en algún momento esporádico. La otra variante tiene mayor efecto domino y pasaría por retrasar a Andy Rodríguez a la zaga, ubicar a Olaetxea junto a Carles Salvador y dar entrada a un jugador más en ataque, bien en la banda izquierda, bien como segundo punta.

Conjeturas, porque la mente de Sergio Rodríguez no es sencilla de desentrañar. Es mucho más sencillo pensar en que el equipo necesita ganar, aunque sea más complicado llevarlo a cabo con éxito, para mantener esa tercera plaza que acecha el Barakaldo y, si los resultados sonríen, acercarse al Mirandés e incluso alejarse del propietario de Lasesarre. El Malecón abrió un nuevo escenario a la UD Logroñés, el de la victoria bañada en sufrimiento. Y cuando este equipo sufre y va al límite, gana partidos.