El punto de inflexión asturiano

M.G. LOGROÑO.

Llegaba la UD Logroñés a su primer enfrentamiento de la temporada contra el Sporting B con dudas sobre su rendimiento, a 14 puntos del líder y, sobre todo después del intento de rehacerse a una derrota que dolió mucho, sobre todo a Sergio Rodríguez, en Irún. Llegó a Gijón y perdió por la mínima (1-0) con uno de esos goles que se analizan constantemente porque se produjeron varios toques dentro del área riojana a la salida de un saque de esquina local. Gol, derrota y punto de inflexión.

Habían perdido una semana antes los blanquirrojos ante el Mirandés, pero dos semanas atrás habían ganado en Guernica. Una por otra. Mareo era el escenario adecuado, pero los aplausos se los llevaron los jóvenes asturianos. Este año se mantiene el grupo, aunque ha firmado a ocho jugadores. También continúa José Alberto López. La diferencia entre aquel Sporting y éste reside en el inicio de campaña. La pasada convertía en gol todo balón que se adentraba en el área rival; en esta, un tanto en tres encuentros. Sólo ha encajado dos que valen una derrota.

Sin embargo, la UD Logroñés puso fin en Gijón a un inicio trastabillado. Perdió, pero reaccionó. Así, se presentó un domingo más ante su público para ganar al Racing de Santander. 2-1. Aquel éxito dio paso a una magnífica racha de nueve encuentros sin perder en los que se sumaron 21 puntos consecutivos. El 18 de febrero del 2018 se rompió la trayectoria. En Las Gaunas. Ante el Villaviciosa. La UDL era quinta, a diez puntos del líder, el Sporting, y a dos de la cuarta plaza, la Real Sociedad, puesto que fue inalcanzable. Hoy, mejor reaccionar desde el pedestal del triunfo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos