CD CALAHORRA

La permanencia se encarece en la segunda vuelta

El Calahorra empató ante un Amorebieta muy en forma. :: s.m./
El Calahorra empató ante un Amorebieta muy en forma. :: s.m.

Siete de los once equipos implicados en la lucha por eludir el descenso han sumado más puntos que el Calahorra en los últimos seis partidos

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

El 6 de enero el Calahorra cerraba la primera vuelta del campeonato con 25 puntos tras empatar en Torrelavega. La ventaja con el descenso era amplia, ya que tanto el Gernika como el Tudelano se encontraban a nueve puntos y no parecían cercanos los problemas para los rojillos. Sin embargo, la segunda fase de la competición ha abierto un nuevo panorama, y es que el número de implicados en la lucha por la permanencia ha aumentado al mismo tiempo que muchos equipos de la zona baja han logrado cambiar su cara y encadenar resultados sorprendentemente positivos.

Seis jornadas después, el Calahorra ha visto su distancia reducida a sólo cuatro puntos. La segunda vuelta está siendo negativa hasta el momento para los rojillos, y es que siete de los once equipos implicados en esa lucha por la permanencia han logrado puntuar más. El principal consuelo es precisamente que son muchos los que deben hacer los deberes de aquí al final de temporada, algo que abre el abanico de posibilidades de salvación. Los 30 puntos que marcan el Real Unión, el Sporting B, el Calahorra y el Arenas, son el límite superior de esa brecha abierta entre la mitad alta de la tabla y la baja. Ninguno puede estar tranquilo.

El Calahorra solamente ha sumado cinco puntos en la segunda vuelta del campeonato, firmando una única victoria -Oviedo B-, dos empates -Amorebieta y UDL- y tres derrotas -Leioa, Gernika y Real Sociedad B-. Un bagaje insuficiente para mantener las distancias, especialmente al observar cómo otros clubes dibujan una trayectoria ascendente, algo siempre beneficioso cuando las jornadas inician su cuenta atrás. En este aspecto destaca el Amorebieta, que ha logrado 12 puntos en los últimos seis encuentros, convirtiéndose en el tercer mejor equipo de la segunda vuelta, solamente por detrás del Racing y la UD Logroñés. Precisamente el Calahorra logró ante el Amorebieta un positivo empate, con opciones incluso para ganar en un penalti que detuvo el portero rival a Eduardo Ubis.

El Tudelano y el Gernika, que también cerraron en descenso la primera mitad del campeonato, han resurgido con 11 y 10 puntos respectivamente en las últimas semanas, confirmándose entre los equipos más en forma. Además de ellos, otros rivales directos en el camino hacia la permanencia han sumado más que el Calahorra en esta segunda vuelta: Real Unión (8 puntos), Arenas (7), Izarra (6) y Vitoria (6).

Solamente tres clubes acumulan una peor renta que el Calahorra en esta segunda mitad del campeonato. La Cultural de Durango, colista, ha sumado un empate y encajado cinco derrotas; la Gimnástica de Torrelavega, cada vez más lejos de la salvación, tres puntos; mientras que la sorpresa negativa de las últimas semanas es el Sporting B, que se ha complicado el año al lograr sólo un punto en este periodo.

El Calahorra está perdiendo la recta adquirida especialmente en sus mejores momentos de la temporada, en su inicio. Un tercio de sus puntos los logró en las cinco primeras jornadas. La derrota ante la Real Sociedad B volvió a encender las alarmas, aunque los rojillos habían dado motivos para la confianza en anteriores jornadas, e incluso ante los donostiarras. Pero la sensación de mejoría debe trasladarse con regularidad a los resultados para volver a tomar una distancia de seguridad.