«Es un partido en el que debemos ser valientes»

El técnico rojillo analizó las necesidades de ambos conjuntos y la posibilidad de ver por ello un encuentro abierto Miguel Sola Entrenador del Calahorra

S.M. CALAHORRA.

El Calahorra viaja a Durango necesitado de una victoria que le de una mayor tranquilidad frente a un rival que en las últimas semanas ha conseguido agarrarse a su última esperanza por mantener la categoría. Por ello Miguel Sola avisaba ayer de las complicaciones del partido en Tabira, donde espera a dos equipos atrevidos y con ganas de vencer: «A ellos no les vale el empate y nosotros también queremos ganar por lo que vamos a ver un partido abierto, con espacios y con dos equipos que saldrán a por los tres puntos». Sola comentaba además que la Cultural de Durango «está acostumbrado a tener el balón y a tratar de jugar pero también tiene casta y en los últimos partidos está teniendo esa fortuna que no ha tenido antes» .

Los durangueses, que empataron a dos goles en La Planilla, son colista del grupo desde hace varias semanas, pero el entrenador del Calahorra no quiere confiarse y avisa del peligro de su dinámica positiva y el fútbol que atesora: «Sabemos que vamos a encontrar a un equipo con una moral alta, que tiene buen juego y que ya nos complicó el partido aquí. Tenemos que estar alerta y concienciados de lo que nos jugamos nosotros».

El partido es para los riojanos uno de los más importantes de los que restan de campeonato por lo que puede suponer un triunfo que deje atrás a más rivales y amplíe distancias con el descenso. «Sabemos lo que nos jugamos, hemos hablado durante la semana de la importancia de este partido», resume Miguel Sola, que incide por otra parte esa búsqueda del equilibrio entre la defensa y el ataque: «Es un partido en el que tenemos que ser valientes, no podemos estar a expensas de ver lo que pasa. Tenemos que ser sólidos pero también atrevidos e ir a por el gol».

Línea de trabajo

El Calahorra ha firmado resultados parejos en las últimas semanas, fruto de la evolución de la temporada y del propio equipo, que ha recuperado en cierta medida el alegría de sus mejores momentos: «Llevamos un mes trabajando muy bien, con alegría, ritmo e intensidad y esperamos que se vea reflejado en el partido ante la Cultural de Durango».

Miguel Sola cuenta para el partido de hoy y los siguientes con las sensibles bajas de Morgado y Regino, que menguan la zaga, por lo que el técnico valoraba precisamente los refuerzos en esa parcela durante el mercado invernal: «Cuando se tomó la decisión de reforzar esas posiciones era porque estábamos escasos y ahora esto nos da la razón, de que era necesario porque ante estas previsibles lesiones hace falta tener gente en todos los puestos».