Ñoño alcanza su primera meta

Ñoño festeja su segundo gol al Vitoria en Las Gaunas, el día de su presentación. :: fernando díaz/
Ñoño festeja su segundo gol al Vitoria en Las Gaunas, el día de su presentación. :: fernando díaz

El conjunto blanquirrojo cierra en dos días a dos de sus máximos goleadores y da continuidad al bloqueEl gaditano renueva su contrato con la UD Logroñés hasta el 2020 con el reto de ascender a Segunda División

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

logroño. Antonio Asencio cumplirá este domingo 31 años y lo hará con dos temporadas más de contrato con la UD Logroñés. «Era lo que yo quería», admitía ayer Ñoño, que después de negociar con la entidad riojana ha decidido afincarse en Logroño. Al menos, hasta el verano del 2020, fecha en la que expira su contrato, el que acaba de rubricar.

Ñoño era uno de los grandes objetivos de la UD Logroñés para este nuevo curso. Él y Rayco García. El club anunció el miércoles la continuidad del canario y ayer la del gaditano. Dos hombres que la pasada campaña sumaron 27 goles en la Liga (16, Rayco; 11, Ñoño). Con ambos renovados parece que va tomando cuerpo un equipo más ambicioso que hasta los vistos hasta la fecha, ya que los dos daban mucha importancia a la idea del club para estampar sus respectivas rúbricas.

«Lo cierto es que gracias a la temporada que el equipo ha hecho, y yo con él, tenía varias ofertas para irme de Logroño, pero mi primera opción era seguir en la UD Logroñés», comenta el jugado, que aún no ha comenzado sus vacaciones. «Puedo decir tranquilamente que me han ofrecido más dinero en otros sitios, pero me siento muy bien en Logroño. Esa es la realidad. Mi hijo está en el colegio, mi novia trabaja, yo tengo mis amigos y, además, me siento muy querido. Al final, es todo. Buscas estabilidad y la he encontrado aquí», comenta el futbolista.

Con diez jugadores en la plantilla que ya se conocen (a los que hay que sumar a César Caneda), Ñoño confía en que las novedades ayuden a aspirar al 'play off' con mayores garantías de éxito. Lo que le han comunicado desde el club le gusta. «Rayco preguntaba por la idea del club y yo también, porque para mí es importante saber qué quiere hacer y lo que me transmiten es ambición. Por otro lado, ya somos bastantes los jugadores que continuamos en el equipo y eso es muy importante, porque no es lo mismo encarar una nueva campaña con toda una plantilla nueva que hacerlo con un grupo de futbolistas que ya se conocen y que han jugado juntos. El bloque que teníamos era bueno, pero estoy convencido de que quien venga sumará», apunta.

Su verano será sencillo. Unos días en casa con la familia y regreso a Logroño para presentarse con la UD Logroñés en la mejor de las condiciones. «Quiero preparar la pretemporada para que no me ocurra lo del pasado año, que llegué un poco tieso después de jugar la fase de ascenso con el Rayo. Este año tengo más tiempo, por desgracia, pero mi idea es comenzar el ejercicio aún mejor que el anterior», indica antes de admitir que el reto es muy claro, aunque esa claridad de ideas debe conllevar también calma para poder convertirlas en realidad. «Todos queremos ascender: jugadores, entrenadores, directivos, aficionados,... pero la presión nunca es buena. El camino es largo y duro, porque son treinta y ocho jornadas antes de jugar un 'play off'. Hay que ir de uno en uno y no caer en manos de la presión, porque puede hacer que vayas hacia abajo en vez de hacia arriba. No hay ningún club que logre el ascenso en diciembre. Ahí, tenemos al Mirandés, que en el invierno era líder destacado, pero aún no ha logrado subir», sentencia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos