La UDL muscula su medular

Errasti presiona a Canales en el primer partido que jugó el Eibar en Ipurúa en Primera, el 24 de agosto del 2014 . :: rafa rivas
/
Errasti presiona a Canales en el primer partido que jugó el Eibar en Ipurúa en Primera, el 24 de agosto del 2014 . :: rafa rivas

El club firma a Errasti, pivote defensivo que viajó con el Eibar hasta Primera y que ha jugado en Italia y Polonia

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

logroño. Jon Errasti Zabaleta (Eibar, 6/6/1988) es desde ayer nuevo jugador de la UD Logroñés. La entidad lo anunció a última hora de la tarde, y su fichaje tiene una importancia especial ya que se convierte en el decimosexto jugador mayor de 23 años que forma en la primera plantilla. Dicho de otra forma, a partir de ahora, la UDL solo podrá firmar a jugadores menores de esa edad, salvo que rescinda algún contrato sénior.

Nombre
Jon Errasti Zabaleta.
Nacimiento
Eibar. 6/6/1988.
Demarcación
Mediocentro.
Talla/Peso
1.80 m./82 Kgrs.
Trayectoria
Real Sociedad B (2008/12), Eibar (2012/15), Spezia Calcio (2015/17), Alcorcón (2017/19), Elana Torun (Polonia, 2018/19).
Partidos
Primera División (27), Segunda (73), Segunda B (91), Serie B Italia (47).

La historia más reciente de Errasti no es muy conocida por el aficionado blanquirrojo, pero ha pasado por Las Gaunas, primero como futbolista de la Real Sociedad, donde se crió, y después, como jugador y capitán del Eibar. Porque los momentos más intensos de este centrocampista de corte defensivo, del que la UD Logroñés destaca su «talento natural» para recuperar el balón tras pérdida, los ha vivido en Ipurúa. Con el club armero firmó un hito al alcance de pocos, pues viajó con él desde Segunda B hasta Primera. Y no fue un viaje testimonial, pues Errasti sumó 108 encuentros en esas tres campañas, 27 de ellos en Primera División.

LAS FRASES Jon Errasti Jugador de la UD Logroñés «Si alguien no me conoce, no voy a meter 20 o 30 goles en una campaña, pero curro todos los días» «Lo primero de todo es el trabajo. Lo segundo, el trabajo. Esta categoría es muy complicada» «Tenemos una afición espectacular. Nos comprometemos a cumplir el objetivo esperado»

El medio llega a Logroño para aportar músculo a un eje que no contará con Carles Salvador, pero sí con Andy Rodríguez y Lander Olaetxea, sin olvidar a Álvaro Arnedo, que aún necesitará tiempo. «Soy un jugador muy de equipo», advierte Errasti, que a sus 31 años habla muy claro en la web de su nuevo club. Queda patente que no es un 'vendehumos'. «Si alguien no me conoce, no voy a meter ni 20 ni 30 goles este año, pero soy de los que curran todos los días y lo voy a dar todo en cada partido. Siempre intento contagiar al equipo con mis ganas, con mi carácter y con mi afán de ser mejor cada día y de ganar», indica.

Errasti ha pasado de años dorados a años más complicados. Dejó el Eibar para emprender una aventura en Italia, con el Spezia Calcio, en La Liguria, que pretendía llevarle a la Serie A. Llegó a jugar el 'play off', pero tras dos temporadas regresó a España para jugar en el Alcorcón. Firmó una primera campaña buena, con 32 encuentros, pero en la segunda, la que ha concluido, no se sintió tan protagonista, rescindió en enero y se marchó a Polonia para jugar en el Elana Torun, de Segunda División. Un ejercicio, dos equipos, diez partidos.

«Tengo unas sensaciones muy buenas porque voy a un sitio donde se vienen haciendo bien las cosas desde hace muchos años. Es un club histórico, es una ciudad muy importante en cuanto al fútbol y en cuanto a afición; es de las plazas más atractivas de la Segunda B. Me apetecía venir por la seriedad con la que trabaja el club, por su estadio y por su afición. Me planteé volver a España hace unas semanas y en cuanto contacté con Carlos Lasheras y Sergio Rodríguez ha sido un placer poder hablar con ellos», admite.

Tras unas negociaciones «súper rápidas», el jueves iniciará la pretemporada. Viene en busca del ascenso, amparado en la «sencillez» que le han transmitido, pero también en la «ambición». Ahora bien, como jugador criado en el norte, su mente no negocia el trabajo. Es una obligación. «Lo primero de todo es el trabajo y lo segundo es también el trabajo. La Segunda B es una categoría muy complicada por la igualdad que existe entre los equipos. Hay que ser muy ambiciosos pero también tener los pies en la tierra, sabiendo que tenemos la responsabilidad de estar arriba, de competir con los mejores y de intentar ser un poco mejores cada semana para superar lo que ha hecho el Logroñés esta pasada temporada, que ha sido histórica», señala antes de hacer un guiño al gran patrimonio de la entidad, su afición. «Le invito a que nos ayude a cumplir los objetivos del club. Sé que tenemos una afición espectacular, que siempre ha ayudado muchísimo al club, y nosotros nos comprometemos a poder ilusionarle y a cumplir el objetivo que todos esperamos», concluye.