UD LOGROÑÉS

El momento de la decisión

Iñaki Sáenz centra el balón en el partido de Baracaldo. :: /Juan Marín
Iñaki Sáenz centra el balón en el partido de Baracaldo. :: / Juan Marín

Sergio Rodríguez debe decidir entre Paredes e Iñaki para su lateral izquierdo o juntar a los dos en el once

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Jaime Paredes o Iñaki Sáenz. O los dos. Sergio Rodríguez está ante una de las decisiones importantes de la semana y de lo que resta de temporada. El primero ha sido titular en los dos últimos encuentros después de diecinueve jornadas alejado de la competición por una grave lesión en su tobillo derecho; el segundo llegó en enero y disputó todos los minutos hasta que fue expulsado en el último suspiro del encuentro entre UD Logroñés y Athletic B. La cartulina roja se tradujo en dos compromisos de sanción. Madrileño y riojano sólo habían coincidido en la pugna por un puesto en el once frente al Athletic B, pero en aquel momento Paredes aún no estaba al cien por cien.

El madrileño juega a un alto rendimiento, mientras que el riojano ha cumplido su sanción y ha sido fijo en las ideas del técnico desde enero

Hubo un tiempo en el que Sergio Rodríguez no hacía descartes en sus citaciones porque la plaga de lesiones se lo impedía. Contaba con los justos para cada fin de semana y en muchos de ellos ni los justos, pues se veía obligado a subir a jugadores del filial para completar sus listados. No era el escenario deseado, aunque no había que tomar decisiones que pudieran enfadar a los protagonistas. Todos los entrenadores desean elegir.

Meses después, el técnico ha logrado contar con todos sus jugadores, aunque a día de hoy Borja García y Mikel Santamaría no pueden pugnar por una plaza en el centro de la zaga pues se recuperan de sendas lesiones; Ñoño trabaja en solitario tras sufrir un esguince en su rodilla derecho; y César Remón sigue inmerso en la recuperación de del sóleo.

Paredes e Iñaki sólo han coincidido diez minutos en el campo, en el alocado final frente al Athletic

Jaime Paredes es un lateral puro que, además, tiene la capacidad de sorprender arrancando desde le lejanía; Iñaki Sáenz puede jugar tanto en la zaga como en el centro del campo, aunque en alguna ocasión no ha ocultado que se siente más cómodo jugando más retrasado.

Aun así, en su debut con la camiseta blanquirroja en su segunda etapa formó en el centro del campo, con Javier Flaño en el lateral; la imagen se repitió días después en Barakaldo, aunque en aquel compromiso concluyó retrasando su posición a la zaga y dejando su puesto a Miguel Santos en los últimos minutos.

Con la llegada del Langreo a Las Gaunas, el riojano se asentó en el lateral y repitió ante Sporting, Calahorra y Real Unión. En los tres primeros jugó con Ñoño por delante; en el cuarto, con Rubén Martínez, aunque frente al Calahorra cambió de banda cuando Ñoño abandonó el partido.

Ambos, Iñaki y Ñoño, comenzaron el encuentro contra el Athletic en la banda izquierda, si bien el primero no concluyó el partido. Sin embargo, llegó a coincidir durante diez minutos con Jaime Paredes en el campo. Primero, el madrileño se colocó de lateral, mientras que Iñaki disputó la recta final ocupando la plaza que había dejado Mikel Santamaría precisamente a Paredes. Aquel compromiso les unió, pero fue un encuentro presidido por la necesidad de ganar y en el que se tomaron decisiones poco o nada habituales.

La visita al Ciudad de Tudela supuso la titularidad de Jaime Paredes. No disfrutaba de ese privilegio desde el 30 de septiembre, cuando el equipo ganó en Las Gaunas al Real Unión (2-0). Completó los noventa minutos, al igual que siete días después en el Municipal, pero con la Gimnástica como adversario. No es hombre habituado a irse de los partidos antes de tiempo, salvo por lesión o expulsión. Ante el Tudela demostró una vez más que sigue siendo un lateral ofensivo, virtud que le ha convertido en un jugador muy importante para las ideas de Sergio Rodríguez. Marcó en el antiguo Elola, pero el colegiado anuló su gol por fuera de juego en una decisión errónea, pues no lo había.

Ante la Gimnástica no anotó, pero sirvió desde dentro del área el tercer y último gol riojano, el que celebró Ander Vitoria. Paredes es habitual en las asistencias. En ambos encuentros, Rayco jugó por delante de él, aunque en el primero acabó Ñoño y en el segundo, Rubén Martínez.

Así, Sergio Rodríguez deberá elegir. Uno y otro para el lateral izquierdo, por detrás de Rubén Martínez o de Rayco, ya que Ñoño está lesionado. O los dos juntos en la misma banda. Un carril de muchos quilates para la categoría, con Paredes en la zaga e Iñaki en la medular.