La misteriosa ausencia de Ñoño

Ñoño se ajusta las botas al inicio de un entrenamiento en el Mundial'82. :: juan marín/
Ñoño se ajusta las botas al inicio de un entrenamiento en el Mundial'82. :: juan marín

El gaditano, que no ha debutado, habló el pasado sábado con Sergio Rodríguez sobre su situación | El atacante, básico en anteriores campañas, asume trabajo extra para ponerse al nivel de sus compañeros y competir por jugar en la Liga

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

«Es una cuestión del técnico», asegura Antonio Asencio, Ñoño, cuando se le pregunta cuál es el motivo por el que aún no ha jugado ni un minuto esta temporada. Fue citado en los dos primeros partidos, pero no participó; en su tercer intento se quedó fuera de la lista. «No hay ningún problema. Trabajar para revertir esta situación», asevera. A día de hoy, y junto a Pablo Fid y Víctor Socorro, forma el trío de jugadores que aún no ha debutado en competición oficial, si bien los dos últimos llegaron casi en el cierre del mercado de verano.

Antonio Asencio (Cádiz, 1987) es de esos jugadores con la capacidad para levantar al aficionado de su asiento. Eléctrico y vertical. Deslumbró en su primera campaña en la UD Logroñés al ofertar su fútbol alegre y firmar once goles; la temporada pasada vivió más entre las sombras, lastrado también por algunos problemas físicos. Sumó cinco dianas, pero no fue el jugador extrovertido del primer ejercicio. En la actual no se ha estrenado, aunque a lo largo de la pretemporada ha sumado minutos, como el resto de sus compañeros. ¿Qué le pasa a Ñoño?

«El míster me ha dicho que cuenta conmigo, pero a día de hoy no me ve para estar con el grupo. No jugar es una decisión técnica. A mí me queda trabajar a diario, y estoy encantado de ello, y pelear porque llegue la oportunidad», asegura Ñoño.

«Que no juegue es una cuestión del técnico, pero no hay ningún problema. Hay que trabajar» «

«El míster me ha dicho que cuenta conmigo, pero a día de hoy no me ve para estar con el grupo»

«Han llegado nuevos futbolistas y necesitan tiempo, pero son buenos y lo han demostrado»

Es muy pronto. El año pasado empezamos mal y acabamos jugando el 'play off' de ascenso»

Expresa este pensamiento después de que el pasado sábado por la mañana mantuviera una charla con Sergio Rodríguez. Fue al finalizar el entrenamiento, tras repasar la estrategia. Los dos solos, sobre el césped. Ese tipo de encuentros, y tan cercanos a un partido, no suelen conllevar buenas noticias para el jugador. Concluido el intercambio de impresiones, el gaditano se puso a trabajar a las órdenes de Héctor Urquiaga, preparador físico del equipo.

«No pasa nada, simplemente que no juego. Me llevo muy bien con el entrenador y la conversación fue muy correcta, pero es él quien toma las decisiones y si opta por no convocarme no hay nada que decir. Ahora bien, voy a darle la vuelta a la tortilla», afirma antes de asegurar que se siente «bien» física y anímicamente. «Estoy bien y soy feliz, aunque lógicamente cuando juegas la felicidad es mayor. Todos los que estamos en el equipo queremos jugar y ahora me toca a mí quedarme fuera. Trabajo y más trabajo», señala sin levantar la voz.

Muchos aspirantes

En su puesto se han movido Iñaki Sáenz y Rubén Martínez. El primero lo hizo en Vitoria y Logroño, ante el Haro; el segundo, contra el Calahorra, a pierna natural, algo que no es habitual en las ideas de Rodríguez. A esa rivalidad por jugar se suma también Socorro, que puede arrancar desde ese lateral, e incluso Rayco García, que el domingo perdió la titularidad. «En este momento, mi labor es apoyar a mis compañeros, ayudarles, pero también demostrar que puedo jugar en este equipo y colaborar en las victorias», indica.

Desde fuera del rectángulo de juego todo se ve diferente. Ñoño califica de «regular» el inicio de campaña de la UD Logroñés, pero eso no significa mucho, a su juicio, tras tres partidos únicamente. «Pudimos ganar en Vitoria porque tuvimos ocasiones para ello. Es verdad que ante el Haro no jugamos bien, pero la verdad es que es un equipo que me sorprendió. El sábado estuve viendo su partido contra el Burgos y me volvió a gustar. Este domingo, y sobre todo en el segundo tiempo, ninguno de los dos equipos quería perder. Es verdad que tres puntos es un botín mejor que un punto, pero creo que ese empate es bueno. Es muy pronto. El año pasado empezamos mal y acabamos jugando el 'play off' de ascenso. No tengo dudas de que con trabajo y con el apoyo de la afición saldremos adelante», asegura el futbolista.

La UDL regresa al trabajo pendiente de tres jugadores

La UD Logroñés regresa esta mañana a los entrenamientos después de la sesión del lunes y el descanso del martes. Será el primer día pensando ya en la Cultural, que llegará a Las Gaunas tras golear al Athletic, en la que ha sido su primera y única victoria de la temporada hasta el momento.

Sergio Rodríguez y sus técnicos reanudan el trabajo con tres nombres propios encima de la mesa, que se recuperan de diferentes problemas físicos. Los tres confían en estar listos para el cuarto partido liguero.

Míchel Zabaco sigue evolucionando del golpe que recibió contra el Haro y que lo obligó a retirarse en el minuto 7 de partido. Lo que en principio era un simple golpe ha derivado en que el burgalés se haya perdido dos compromisos.

Miguel Santos es otro de los nombres propios. Calentó sobre el césped de La Planilla, pero se marchó al vestuario y salió de él para ver el partido desde la banda. Santos ya tuvo problemas en la recta final del compromiso contra el Haro y acabó jugando de central. Las pruebas médicas que se le han realizado descartan cualquier tipo de rotura fibrilar, aunque su reincorporación será progresiva.

Y Andy Rodríguez tampoco sufre una lesión alguna. Una buena noticia porque abandonó el césped de La Planilla ayudado por Andrea Alesanco y Lander Olaetxea, sin poder apoyar su pie derecho. De hecho, se fue a vestuarios con un fuerte vendaje sobre el muslo. No hay rotura.

Y es que el calificativo de «irregular» se puede aplicar también a otros equipos. Por ejemplo, Burgos o Cultural. «Esta categoría es muy complicada. El Burgos ha gastado mucho dinero y aún no ha ganado; la Cultural lo hizo el domingo; el Barakaldo perdió en casa contra el Izarra; los filiales ganan...», apunta, aunque esa irregularidad no le hace dudar de sus compañeros. «Ha llegando gente nueve y todos necesitamos un tiempo para adaptarnos, pero son buenos futbolistas y lo han demostrado en otros equipos. Vamos a mejorar, seguro», concluye.

Más