La magia llegó tras el descanso

La magia llegó tras el descanso

Incidentes antes del partido y el gol de Ñoño marcaron un necesario triunfo blanquirrojo

LA RIOJA Logroño

Ni en el día de Reyes, el de la ilusión y los buenos propósitos, se puede estar tranquilo. Siempre hay alguno dispuesto a romper la armonía. Antes del partido, un grupo de 'hooligans' de la UDL y del Racing se enfrentaron en el entorno de la plaza Primero de Mayo. No es la primera vez ni lamentablemente será la última.

Piedras y gritos que provocaron, horas después, un fuerte dispositivo de la Policía Nacional en el entorno de Las Gaunas, donde decenas de agentes custodiaron a la afición cántabra hasta meterla directamente en el estadio. También en el fondo sur del Municipal se vio mayor presencia policial hasta el pitido final.

La pelea multitudinaria, eso sí, no amargó la fiesta del fútbol. Sobre el césped, la alegría llegó tras el descanso. Dos fueron los detonantes. El anecdótico, la visita de los Reyes Magos, que volvieron al recinto deportivo para hacer el saque de honor... en el receso, cuando se les esperaba una hora antes. Pero los sabios de Oriente trajeron pólvora a Ñoño, que anotó y levantó al público. Por fin un motivo para celebrar después de semanas de miseria. Nunca hay que dejar de creer en la magia ni en la ilusión, ni dejar de luchar para que un grupo de animales trate de destrozarla de la única manera que saben: a golpes y pedradas.