UD LOGROÑÉS

La UD Logroñés se mira en el espejo

Víctor López protege el balón ante la entrada de Flaño durante un entrenamiento de la UD Logroñés./Fernando Díaz
Víctor López protege el balón ante la entrada de Flaño durante un entrenamiento de la UD Logroñés. / Fernando Díaz

Los blanquirrojos se enfrentan al Barakaldo, un equipo con sus mismas hechuras | Riojanos y vascos encajan pocos goles, tampoco anotan muchos y casi todas sus victorias son por la mínima

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

Los dos son equipos que encajan pocos goles (9 la UD Logroñés, 12 el Barakaldo). A ambos les cuesta anotar (15 goles a favor llevan los riojanos, 19 los vascos). A los dos les cuesta ganar por más de un gol de diferencia (los blanquirrojos lo han hecho en tres ocasiones ante Real Unión, Amorebieta y Gernika; los gualdinegros sólo en una ocasión, ante la Real Sociedad B). Ninguno de los equipos ha marcado más de dos goles en un partido.

Con estos antecedentes, la UD Logroñés se enfrenta esta tarde al Barakaldo (17.00 horas, radio.larioja.com) en un duelo de igual a igual. Aunque la ventaja en la clasificación de los locales les permite afrontar el duelo con menos urgencias.

«Es un equipo que consigue la mayoría de sus victorias por un solo gol de ventaja. Se asemeja un poco a nosotros. Si quitamos las cinco primeras jornadas, estamos puntuando de la misma manera: resultados cortitos y manteniendo la portería a cero en muchos partidos. Si sigue todo igual, parece que será un partido difícil, duro que se decidirá por pequeños detalles y con una diferencia pequeña de goles y un resultado corto». Ya anunciaba Sergio Rodríguez, entrenador de la UD Logroñés, que el partido será muy igualado.

Los riojanos llegan a la cita con una buena inercia que le conceden las victorias ante el Racing de Santander y Durango. Sumadas a los dos anteriores empates sin goles, en Estella y en Las Gaunas ante el Arenas, suman cuatro jornadas sin perder.

Los principales problemas para los riojanos se concentran, como viene siendo habitual esta temporada, en la enfermería. Hasta seis hombres de la primer plantilla continúan sin alta médica: Santamaría, Arnedo, Rayco, Paredes, Remón y Olaetxea. Demasiadas variantes que se quedan en la grada. Así las cosas, Sergio Rodríguez continúa jugando al Tetris una semana más para componer un once titular.

Donde no se prevén novedades es en la zona de atrás. Los números son claros: 9 goles encajados en 20 jornadas. ¿Por qué cambiar lo que ya funciona? Así, Miguel formará bajo palos en Lasesarre, acompañado por sus fieles escuderos Iglesias, Caneda, Bobadilla y Flaño. Un inicio de alineación que sale de carrerilla.

En el centro del campo formarán Carles Salvador y Andy. Por eliminación. Remón está fuera. Y es en las bandas por donde pueden venir las sorpresas según lo que se pudo ver en el entrenamiento de ayer. Iñaki es titularísimo en la izquierda. Cada balón suyo es una clara ocasión de gol. Caviar para esta categoría. Santos puede ser la gran novedad en Lasesarre. El zamorano se entrenó en la posición de extremo derecho, una demarcación que ya conoce de anteriores temporadas.

La delantera estará compuesta por una pareja de baile inédita hasta el momento. Víctor López y Marcos André formarán en Baracaldo con la intención de romper la portería de Viorel. El riojano ya vio puerta la semana pasada, ante el Durango. El gol que sirvió para ganar. El brasileño, por su parte, se ha recuperado de las molestias con las que finalizó el partido la semana pasada.

Para completar la convocatoria Sergio Rodríguez ha citado a Viguera, Cabrera y Ousama, del filial.

Pocos defectos

El técnico de la UD Logroñés se sinceró alabando las virtudes del Barakaldo: «Después de analizar al rival, preparar el vídeo y trabajar el aspecto táctico, es hasta ahora el rival al que menos defectos le hemos encontrado para hacerle daño. Pero nosotros tenemos jugadores de talento». Para Rodríguez, será clave para la buena suerte de la UD Logroñés que su equipo «entienda el partido». «Ellos no son excesivamente agresivos -continúa- en el sentido de ir a por el partido desde los primeros minutos. No tienen prisa. Ellos defienden muy bien, aprovechan las debilidades del rival y lo que tenemos que hacer es no regalarles cosas y darles facilidades».

Por su parte, Aitor Larrazabal, entrenador del Barakaldo, también ha tenido buenas palabras para la temporada de la UD Logroñés: «Nos enfrentamos a uno de los equipos mas completos que tenemos en el grupo, que está inmerso en una fase de buenos resultados. Se están consolidados con un bloque bastante homogéneo».

Más