UNIÓN DEPORTIVA LOGROÑÉS

La UD Logroñés expresa la realidad de su fútbol

Los jugadores de la UD Logroñés celebran el primer gol del partido, obra de Ñoño (derecha) que repitió minutos después. :: juan marin
/
Los jugadores de la UD Logroñés celebran el primer gol del partido, obra de Ñoño (derecha) que repitió minutos después. :: juan marin

Dos goles en once minutos. Así es más sencillo encarar un partido. La UD Logroñés tiró de virtudes y se permifió algún defecto. Dos goles de Ñoño y uno de Vitoria sellaron la presentación en casa Los riojanos ganan con claridad al Castilla tras un encuentro en el que esbozan su personalidad

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

logroño. La UD Logroñés firmó una cómoda victoria sobre el Castilla (3-1) en la invitación, primera de la temporada, que hizo ayer a sus aficionados. La expectación que podía tener el duelo sin olvidar que es agosto se tornó rápidamente en trámite futbolístico por obra y gracia de los locales, que en el minuto 11 ganaban por 2-0 y dejaron el partido al paso de los minutos.

0

0

El encuentro de ayer, nueve años y dos días después del que alumbró a la UD Logroñés en Las Gaunas en la aventura que hoy protagoniza, entraba ya dentro de la realidad de un equipo que en unos días afrontará su décima temporada en la categoría. Real porque enfrente tenía a un adversario de su categoría, que no se encontrará en diez meses de temporada regular, pero sí podría medirse a él en un hipotético 'play off' de ascenso. Real, porque Sergio Rodríguez pudo en liza un once con pequeñas pinceladas respecto a los anteriores, pero que perfectamente podría ser el de cualquier encuentro liguero. Ahora bien, girando la vista hacia el banquillo se podía vislumbrar otro once con el mismo derecho para ser titular en cualquier jornada. Fondo de armario es lo que ha ganado este conjunto con el cambio de temporada.

UD Logroñés
Iván (Miguel, m. 45), Santos (Flaño, m. 45), Caneda (Bijimine, m. 45), Santamaría (Bobadilla, m. 45), Paredes (Iglesias, m. 45), Remón (Guille, m. 56), Salvador (Olaetxea, m. 45), Borja Sánchez (Adrián, m. 56), Rayco (Andy, m. 45), Ñoño (Rubén Martínez, m. 45) y Marcos André (Vitoria, m. 45)
Castilla
Belman (Moha, m. 45), Dani (Benjamín, m. 76), De la Fuente (Alexandru, m. 76), Víctor, Gutiérrez (Zabarte, m. 61), Jaume, Fidalgo (Marvin, m. 71), Seoane (Cristo, m. 56), Jorge (Alberto, m. 56), Feullassier (Ribeiro, m. 71) y Dani Gómez (Augusto, m. 61).
Goles
1-0, m. 5. Ñoño aprovecha el fallo de Dani en el área pequeña para batir a Belman; 2-0, m. 11. Ñoño supera a Belman con un disparo cruzado tras un error en el despeje del portero blanco; 3-0, m. 71. Vitoria supera a Moha desde dentro del área; 3-1, m. 86, Alberto, de volea.
Árbitro
César Soto. Comité Riojano. Ayudado por Jiménez y Rodríguez.
Incidencias
Las Gaunas. Primer amistoso de la UD Logroñés en su estadio. Muchísimo calor. 1.863 espectadores.

El técnico emparejó a Caneda con Santamaría, diestro y zurdo, en elcentro de la zaga. En anteriores pruebas al veterano le colocó junto a Bobadilla. Profesor y alumno. Repitio con la dupla Remón-Salvador en el eje del equipo y puso en marcha su maquinaria ofensiva por primera vez con el trío que formaron Borja, Rayco y Ñoño, lanzador de Marcos André. Dos se han quedado para jugar y uno ha llogado con el mismo fin. Lo dicho, un once muy interesante.

Real es que este equipo quiere el balón; real es que le gusta y ha aprendido a marcar el tempo del partido; tampoco escapa a la realidad su anhelo de robar el cuero lo antes posible y real es que cuando el rival te entrega en mano regalos hay que aprovecharlos, pues esta categoría no perdona.

En esa realidad se inscribe la victoria de ayer. Esa UD Logroñés que lanza a sus laterales a la medular, que descuelga a su medio centro para tocar con los centrales abiertos en situación extrema y tender la trampa al rival del cambio de ritmo en el movimiento del balón y de orientación. El primer acercamiento lo gestó Santos en su insistencia por la banda. Su segundo centro se encontró con el error de Dani al borde del área pequeña. Ñoño no perdonó, como tampoco lo hizo poco después cuando la presión de Marcos André obligó a De la Fuente a ceder el cuero a Belman. El error en el despeje de éste dejó el esférico a pies de Ñoño. Segundo gol.

El error define. Para unos y para otros. Esos detalles y el robo cotizan en esta categoría. Una nueva recuperación de Ñoño en tres cuartos dejó a Marcos André en un mano a mano estéril para el brasileño con Belman. Falló, pero tuvo la ocasión. Y sí por esos metros aparece Rayco la realidad ya no es realidad, sino fantasía. No marcó pero levantó al aficionado de su asiento con dos caños consecutivos. Merecía el gol, pero entonces sí apareció Belman.

Ahora bien, el error también acecha en la UDL. Su gusto por el juego le lleva al riesgo y éste deriva, en ocasiones, en el fallo. Corrigió bien la zaga con el apoyo de Ramón y Salvador y, cuando hizo falta, con la parición de Iván Buigues, en el que Dani Gómez no dejó de pensar de regreso a Madrid.

Le sacó dos balones de gol y, sobre todo, paró una pena máxima cometida sobre Feullassier. Otra pena máxima parada. Como aquellas ante el Alavés hace unos días. Tiene una gran virtud el nuevo portero blanquirrojo: aguanta muchísimo de pie.

No disminuyó el calor en el segundo periodo. Más pegajoso, más incómodo. Difícil sentirse a gusto, si siquiera sabiendo que sólo son cuarenta y cinco minutos. La UD Logroñés cambió a todos sus hombres. Primero, a nueve; once minutos después, a dos. Y entre esos once, cuatro canteranos: Bobadilla, Iglesias, Guille y Adrián. Gordo y Víctor habían jugado antes con el filial. El partido se había tornado aburrido. Ida y vuelta del balón, sin emoción, sin área, sin gol, aunque siempre surgen esos minutos en los que el último esfuerzo anima a la grada

Estaba todo hecho desde el minuto 13. Unos se dejaban llevar y otros no tenían capacidad de reacción colectiva, sí indivual porque en este Castilla hay talento. Ander Vitoria se fabricó su gol después de una transcición en tres toques que nació en una parada de Miguel a disparo de Feullassier y Alberto evitó que el Castilla se fuera de nuevo con un cero en su marcador de goles. Incluso Bobadilla tuvo por dos veces el gol en su cabeza. Eran los minutos de las ocasiones de última hora.

En el 2009 todo eran ilusiones por un proyecto que pretendía cambiar el escenario futbolístico logroñés y llegó el Castilla y ganó 1-2. Varapalo en la presentación y otros muchos más. Ayer no hubo castigo. Será que esta UD Logroñés ya no es aquella, aunque hasta el día 26 todo lo visto no tiene premio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos