ZOOM FOTOGRÁFICO

Incredulidad entre el desastre

Caras animadas. La Planilla recibió con alegría a su equipo tras el triunfo pasado, pero las ilusiones se acabaron pronto./
Caras animadas. La Planilla recibió con alegría a su equipo tras el triunfo pasado, pero las ilusiones se acabaron pronto.

La grada de La Planilla se mostró fría y crítica ante un equipo que no transmitió

S.M.

Decía Miguel Sola hace quince días, tras el empate ante la Cultural de Durango, que «en el fútbol lo más normal es que los jugadores animen a los aficionados y si ofreces algo, van a responder». Una clara muestra se vivió ayer en La Planilla. El equipo no transmitió y la grada volvió a quedarse fría, incrédula ante el desastre de un partido que invitaba a la ilusión pero que terminó por recordar los errores de hace dos jornadas.

A la afición rojilla le costó entrar el calor, al igual que al equipo. Los primeros minutos, los de ponerse en situación, pillaron a muchos aficionados aún entrando al campo. Algunos hasta se perdieron los dos primeros goles asturianos. Intentaron los seguidores rojillos impulsar a su equipo, animar mientras el tiempo todavía daba esperanza, pero la grada dedicó varios silencios incómodos a lo largo del partido. Mala señal. Las críticas se hicieron patentes en cada rincón de La Planilla y nadie quedaba a salvo de ellas. El equipo ilusión en el comienzo de temporada y las comparaciones son ahora odiosas.

 

Fotos

Vídeos