Fútbol

La gran fiesta del fútbol riojano

Partido de la primera vuelta en La Planilla. /Fernando Díaz
Partido de la primera vuelta en La Planilla. / Fernando Díaz

UD Logroñés y Calahorra se enfrentan en Las Gaunas en un esperado derbi regional

JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Y por fin llegó el día. El día de las emociones, de las sensaciones, pero sobre todo el día de sumar tres puntos más. Es la visión que pueden tener el aficionado y el profesional del fútbol ante el partido que UD Logroñés y Calahorra libran esta tarde en Las Gaunas (17.00 horas). El momento del primero es el más superlativo de la temporada; el del segundo es más modesto, pero al menos el domingo pasado frenó una larga trayectoria de ocho semanas sin ganar. Un gran peso que se quitó de encima. Por tanto, ¿quién llega anímicamente mejor al duelo? ¿Quien se ha acostumbrado a vivir en la victoria o quien ha degustado su sabor con ansia después de tanto tiempo sin disfrutar de ella?

Directo

Es el prepartido, porque cuando dé comienzo ni sensaciones, ni quinielas ni estadísticas servirán para nada. Once contra once. La esencia del fútbol. «Si sigo en el equipo, pelearé; si no, ayudaré en lo que pueda». Eso decía Sergio Rodríguez después de perder en La Planilla el 23 de septiembre, aunque ya nadie se acuerda de aquellas palabras. Desde aquel día, la UDL ha perdido únicamente en dos ocasiones, pero ha sumado doce triunfos. «Hay que disfrutar del momento y trabajar para que no se acabe». Esta frase corresponde a Miguel Sola. El mismo día, aunque amparada en la victoria. Y bien que la ha recordado en una larga travesia de ocho derrotas, seis empates y cuatro victorias. Ahora, sin embargo, todo es diferente y ambos bandos tienen argumentos sólidos para pensar en la victoria.

La UDL esbozó a última hora un once en el que habrá modificaciones. Pablo Bobadilla volverá a un eje defensivo que hace siete días mantuvo el tipo en Gijón. Ahora bien, la gran novedad será la presencia, previsiblemente, de Víctor López en la banda derecha y de Olaetxea en el centro del ataque, como guardaespaldas de Marcos André. Todo ello si Rubén Martínez no se recupera de sus molestias musculares. Si se produce esta variante, Rodríguez potenciará la medular como ya lo hizo en partidos como los vividos ante el Gernika u Oviedo. Más fuerza defensiva y mayor importancia de la transición rápida.

Esta vía será fundamental ante un adversario, el Calahorra, que salió el domingo del túnel en el que se había metido tras su triunfo en la décimo cuarta jornada de Liga. No había vuelto a ganar hasta hace siete días, aunque caprichos del fútbol necesitará cuatro goles para ganar por la mínima (1-0). Después de muchos partidos, el cuadro rojillo ha ententido que es fundamental mantener la portería a cero. Por eso, Parla fija con más fuerza la posición defensiva. Esta entre los cinco mejores en la faceta ofensiva, pero también entre los peores en la defensiva. Las cifras, en el balance actual, no le cuadran.

En el fondo son noventa minutos dentro de una larga temporada. Un partido más pasional en la grada que en el césped, porque ganar hoy no augura un futuro esplendoroso, sino un presente efímero.