Los goles del UDL-Gernika: dos contras perfectas