«Si ganamos en Anduva, daremos un golpe encima de la mesa; si no, la Liga seguirá»

Carlos Lasheras posa con la camiseta de la UD Logroñés en Las Gaunas. :: juan marín/
Carlos Lasheras posa con la camiseta de la UD Logroñés en Las Gaunas. :: juan marín

El dirigente fue uno de los arquitectos del Mirandés más exitoso. De Tercera a Segunda. El domingo vivirá un partido diferente

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Ni una palabra fuera de lugar ni más alta que otro. Carlos Lasheras asegura que la UD Logroñés tiene «más que ganar que perder» en Miranda de Ebro. Conoce bien al Mirandés, aunque asegura que queda poco en este club de aquel en el que trabajó. Llegó a Logroño para tres años con el reto de siempre, ascender.

- Regresa a Anduva, donde vivió años muy buenos. ¿Qué significa para usted el partido del domingo?

- Está claro que no es un encuentro como otros. Acudí ya a Anduva con la Ponferradina, pero sigue siendo un encuentro especial. Estuve seis años en Miranda de Ebro y viví buenos momentos.

«Nos hemos rehecho a un mal inicio. Es bonito estar en 'play off', pero hay que pelear por quedase en él»

- ¿Qué queda de aquel Mirandés?

-Yo creo que nada. Es un Mirandés diferente. Aquel es irrepetible por todo. El fútbol cambia, el club también, el entorno, los objetivos... Tiene la experiencia de un recorrido de años y en aquel momento no lo tenía.

- Y en esta UDL, ¿hay algo de lo que usted veía entonces?

- Siempre ha sido un rival especial porque era un equipo importante de la categoría y por la cercanía. Eran partidos en los que la victoria tenía importancia.

- UDL y Mirandés se conocieron en el año 2010. Curiosamente, en aquel ejercicio se registra la única victoria de los blanquirrojos en los siete enfrentamientos que han vivido ambos equipos. ¿Recuerda el encuentro?

- Sí. Aquella campaña fue la anterior al ascenso. Acabamos segundos tras una gran temporada. Sabíamos que era un equipo que te podía ganar, aunque nosotros perdíamos muy pocos encuentros. Que ganara la UDL no era nada anormal.

- Quizá, de esos siete duelos el más caliente fue el de Copa, en el que el Mirandés ganó 3-1.

- Lo recuerdo, porque para nosotros era el último paso antes de entrar en pelea en Copa con los equipos de Primera. Era un partido importante y fue muy tenso. Además, aquel Logroñés tenía un gran equipo.

- Una victoria en siete enfrentamientos. ¿Sirven las estadística para analizar la previa de un partido?

- Las estadísticas están para romperse, aunque siempre dicen cosas. Este momento no tiene nada que ver con el pasado, porque la temporalidad es diferente y los equipos, también.

- El miércoles estuvo viendo al Mirandés, en Copa Federación. Ha ido creciendo con el paso de los partidos. ¿Cómo es como equipo?

- Es uno de los candidatos a entrar en el 'play off' y a pelear por la primera posición, aunque ahora esté alejado del Racing. Forma una plantilla de presupuesto alto, con buenos jugadores y experiencia. El comienzo no fue tan bueno como se esperaba, pero es que esta categoría es muy complicada.

- Hubo unos años en los que el presupuesto del Mirandés era un misterio y no se entendía que un equipo de una ciudad pequeña pudiera tener más dinero que, por ejemplo, la UDL. ¿Hubo mucho acierto en los fichajes o de verdad había mucho más dinero del que se decía?

- Se unieron muchas circunstancias que derivaron en plantillas de gran nivel. Trabajamos muy bien, en un entorno favorable, cerca de equipos con futbolistas que podían llegar y, también, tuvimos fortuna con jugadores que tenían más nivel que la categoría. Pudimos mejorar plantillas y crear un nombre. Los jugadores querían ir al Mirandés.

- Después de aquellos años en los que tocó el cielo, no salió del club por la puerta grande. Nunca ha hablado de ello. ¿Por qué?

- No me gusta entrar en guerras y menos en los medios de comunicación. El trabajo ahí está. Llegué en Tercera y me fui en Segunda. Estoy muy satisfecho y orgulloso de lo realizado. No me gusta remover el pasado.

- Para muchos, la mejor plantilla del grupo es la de Racing. ¿En qué puesto del escalafón pone a las de la UDL y del Mirandés?

- No me gusta establecer escalafones. Hay una serie de equipos, caso de los que hablamos, más Barakaldo o los filiales que están en disposición de jugar el 'play off'. El inicio de la temporada no fue bueno, pero nos hemos recuperado y estamos capacitados para jugar el 'play off'. Ahora bien, no pongo a nadie por delante de otros. Por presupuesto, Racing y Mirandés tienen más posibilidades, pero el tiempo y el fútbol pondrán a cada uno en su sitio.

- Habla del inicio de temporada. Después de perder en La Planilla, ¿pensó que el proyecto había acabado?

- Para nada. Siempre he confiado en esta plantilla, pero una temporada no es fácil. Ganar es muy complicado y se está viendo. Con trabajo, humildad y paciencia, la UDL tiene que estar en los primeros puestos o muy cercano a ellos.

- ¿Qué debe hacer el domingo la UDL para ganar en Anduva?

- El Mirandés de este año es diferente al de las últimas campañas. Es un equipo que quiere jugar más y que es menos vertical. Debemos estar concentrados, ser competitivos y pelear hasta el final, porque en Anduva no se cierran los encuentros hasta que se consume el último segundo.

- Y aun así, le está costando mucho ganar el Mirandés.

- Como he dicho, no es fácil ganar partidos y mucho menos hacerlo con solvencia, por goleada. Los equipos siempre salen motivados ante conjuntos que son superiores.

- Las secuelas de un partido como éste, ¿marcan más anímica o deportivamente?

- Para mí, es un encuentro en el que la UD Logroñés tiene mucho más que ganar que perder. Si ganamos, damos un golpe encima de la mesa; si no, la Liga continúa. Seguiremos cerca de los puestos de cabeza.

- Ha mencionado en varias ocasiones el 'play off'. ¿Cómo afecta al jugador estar dentro de él o fuera?

- Es muy bonito estar entre los cuatro primeros, pero lo fundamental es pensar en cada partido y nada más. Ganar y seguir. Estar entre los mejores te hace sentir bien y tienes más confianza que cuando estás fuera y afrontas no ya partidos, sino finales, para llegar arriba. Ahora bien, luego hay que pelear por quedarse entre los mejores.

- En una categoría tan extraña como ésta, ¿qué es más importante, entenderla o jugar bien al fútbol?

- Todo es importante. Cada equipo tiene un estilo y una forma de jugar, por lo que es importante conocer la categoría, a los rivales y los campos.

- El 1 de enero está a la vuelta de la esquina. ¿Han hablado ya de reforzar la plantilla en el mercado de invierno?

- La verdad es que no. Tenemos que esperar a ver cómo acabamos la primera vuelta y cómo evolucionan los lesionados.

- ¿No hay nada planificado? Se han vivido muchas lesiones y rendimientos dispares que han dado lugar a que chavales del filial cobren protagonismo.

- Lesiones siempre hay. En nuestro caso, muchas de ellas por mala suerte. Lo importante es tener fondo de armario para solventar problemas. Y si surge algún jugador de la cantera, mucho mejor. Hemos ido superando obstáculos y, afortunadamente, no hemos tenido sanciones en este tramo de liga.

- Hablando del filial. Han cambiado radicalmente la política para formar su plantilla. Más jugadores de fuera y con mayor proyección. ¿Era un cambio necesario?

- Buscamos futbolistas que aumentaran el nivel del filial y que ayudasen al primer equipo en un momento dado.

 

Fotos

Vídeos