Álvaro Corral un histórico que se pasa al 'otro lado'

Álvaro Corral, durante su etapa en el Mirandés. /Avelino Gómez
Álvaro Corral, durante su etapa en el Mirandés. / Avelino Gómez

El riojano Álvaro Corral cuelga las botas y pasa a ser el nuevo preparador físico del Tudelano | El logroñés pone fin a sus 35 años a una dilatada trayectoria en la que destacan las cuatro campañas con el Mirandés en Segunda División

Iñaki García
IÑAKI GARCÍALogroño

Del fútbol se puede disfrutar de muchas maneras. Entre otras, desde el campo como futbolista, desde la grada como aficionado, desde el palco como directivo o desde el banquillo como miembro del cuerpo técnico de un equipo. Pues bien, Álvaro Corral ha pasado de la primera de ellas a la última sin tiempo para descansar, ya que ha colgado las botas para ser el nuevo preparador físico del Tudelano, el último equipo en el que ha desarrollado su trayectoria como jugador.

El logroñés define este cambio de rol como «una oportunidad» para seguir creciendo. «Estoy graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y ésta es una buena opción de seguir vinculado al fútbol, aunque de otra manera», expone tras explicar cómo se fraguó su pase al cuerpo técnico del bloque navarro. «Con el anterior entrenador ya se propuso la idea y no me disgustó pero todo quedó en un impás tras su destitución», cuenta. «Una vez fichado el nuevo técnico, el presidente del club retomó la propuesta y yo me la empecé a tomar más en serio hasta que acepté», añade.

Datos

Nombre
Álvaro Corral Echazarreta.
Fecha de nacimiento
30 de mayo de 1983 (35 años).
Lugar de nacimiento
Logroño.
Demarcación durante su etapa de fútbolista
Central.
Equipos
Categorías inferiores del CD Logroñés, Aurrera de Vitoria, Recreación, Zamora, Palencia, Sant Andreu, Águilas, Alfaro, Izarra, Mirandés y Tudelano.
Partidos entre Segunda B y Segunda
412.

Hasta ese momento, la campaña no estaba resultando sencilla para Corral. «Me lesioné en la pretemporada», recuerda. De hecho, no pudo debutar hasta la duodécima jornada y en la decimosexta, frente al Langreo el 9 de diciembre, tuvo que ser sustituido por nuevas molestias. Ése fue su último partido.

LA FRASE: «Soy afortunado de haber tenido esta oportunidad de seguir trabajando en lo que me gusta»

Las lesiones precipitaron la decisión de Corral, ya que en su cabeza no estaba la retirada cuando la temporada arrancó. «Me quedaba este año de contrato en Tudela y mi intención era continuar jugando al fútbol», reconoce. Sin embargo, finalmente el curso 2018-2019 ha sido el último de una dilatada trayectoria en la que el logroñés ha vestido las camisetas, entre otros equipos, del Recreación, del Alfaro, del Zamora, del Sant Andreu o del Izarra.

En total, el riojano ha participado en más de 400 partidos entre Segunda B y Segunda División. En la categoría de plata del fútbol español compitió durante cuatro temporadas (97 partidos) con el Mirandés y, precisamente, esa etapa en el club burgalés es una de las que guarda con más cariño en su retina. «Ha sido la más importante en cuanto a crecimiento personal y profesional», admite. «Aunque de todos los equipos en los que he estado guardo un gran recuerdo porque, gracias a ellos, he podido disfrutar de muchos compañeros y cuerpos técnicos», apostilla.

Más nervioso

La trayectoria como futbolista de Álvaro Corral ha llegado a su fin y ahora comienza una nueva, en la que ve el fútbol desde otra perspectiva. «Todavía no me ha dado tiempo a echar de menos jugar, aunque estoy seguro de que en algún momento lo extrañaré», afirma. «Ahora voy a los partidos incluso más nervioso que cuando estaba disponible para saltar al campo», añade al mismo tiempo que se muestra encantado de poder seguir vinculado al mundo del fútbol. «Soy afortunado de haber tenido esta oportunidad de trabajar en lo que me apasiona», cuenta. «Mi objetivo es reducir el número de lesiones del equipo y que tanto el Tudelano como yo sigamos creciendo», remata. Un crecimiento que ya no llegará desde el eje de la defensa, sino desde el banquillo.