Un fichaje discutido, un gran fichaje

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

«Fue un gran fichaje, aunque entonces la gente no lo viera así». Son palabras de Raúl Llona, que tomó la decisión de firmar a Miguel para la portería de la UD Logroñés. No resultó sencillo. Incluso se le achacó que la contratación y la titularidad respondieran a su amistad con el portero. Ambos aguantaron los comentarios y el club, con el paso de los tiempos, ha sido el gran beneficiado.

«Fue un fichaje complicado porque estaba en el Alavés y se había lesionado. Era el momento de apostar por él y darle la oportunidad de que recuperase la confianza y demostrase su categoría. Nosotros no teníamos dudas, pero hubo críticas. Teníamos a otro buen portero, Sergio López, por lo que debimos aguantar la diversidad de opiniones de la gente», recuerda el técnico.

Ambos se conocían de su paso por los campos y, además, les unía una amistad fuera de ellos. Llona nunca dudó de la conveniencia de su contratación. «Mi confianza en él era brutal. Estuvo en la sombra porque jugaba en categorías altas, pero cuando ha tenido que jugar ha demostrado su mejor versión. No me extraña que haya alcanzado los 200 partidos», apunta antes de seguir que la amistad no fue un obstáculo en su relación profesional. «Para mí no fue complicado trabajar con Miguel. Cada uno sabe cuál es su sitio. Normalmente, es una ayuda. Y si surgen los problemas, son más fáciles de solventar. Es verdad que se decía que Miguel jugaba porque era amigo mío, pero el tiempo ha demostrado que tenía y tiene categoría para jugar», indica.

Raúl Llona

Para Llona, un guardameta puede perder partidos. Por eso, es fundamental contar con un portero que sepa «estar sobre el césped y transmitir confianza». Y Miguel es ese hombre. «Su principal virtud es que transmite seguridad y confianza al equipo. Puede cometer fallos, pero en una temporada da muchos puntos a su equipo. Es muy importante para un bloque saber que su portero responderá en cualquier situación», concluye. El tiempo ha demostrado que acertó en su decisión. Y el club, por renovarle.