SEGUNDA DIVISIÓN B

Escapar del pasado, mantener el presente

Olaetxea intenta irse de Cárdenas en el partido de la pasada campaña en La Planilla entre Calahorra y UD Logroñés. :/Fernando Díaz
Olaetxea intenta irse de Cárdenas en el partido de la pasada campaña en La Planilla entre Calahorra y UD Logroñés. : / Fernando Díaz

Calahorra y UD Logroñés reviven el derbi del pasado año, con exigencias y calma enfrentadas

M. GLERA / S. MARTÍNEZ

'Deja vu' en La Planilla. Regreso al pasado. Pasado del que la UD Logroñés pretende escapar y que sin embargo el Calahorra quiere mantener y disfrutar. Dos proyectos muy diferentes que, como el pasado año en este mes de septiembre, viven con los papeles intercambiados. Sin embargo, en el fútbol el reparto del protagonismo es muy volátil. El Calahorra recibe a la UD Logroñés con cuatro puntos y la sensación de vivir un buen inicio de campaña; los logroñeses, sin embargo, firman un punto merced a un empate en Vitoria. Como ya sucedió el pasado año, el compromiso es mucho más importante para los blanquirrojos. No ganar generará otra semana de rumores, de sombras de guillotina afilada y, quizá, de la reaparición de Félix Revuelta para calmar el escenario. Para el Calahorra, la derrota es más intrascendente en este momento, aunque ni Miguel Sola ni lo suyos piensan en un fracaso.

El Calahorra tiene tomada la medida a la UD Logroñés en Las Gaunas. Allí enterró el once de Carlos Pouso sus aspiraciones en la Copa a las primeras de cambio y allí cobró fuerza la posibilidad de destituir a Sergio Rodríguez el pasado 24 de septiembre. Campo peligroso porque el Calahorra es peligroso en La Planilla. Explota sus armas, incluida la brega y el coraje. Y a la UDL no se le da bien la pelea física cuerpo a cuerpo. Le superó el Alavés en Ibaia en la segunda mitad y también el Haro. No es un equipo con alma guerrera, sino calculadora. Pero no siempre le salen las cuentas de su superior calidad y entonces cae en la impotencia, la falta de reacción y entra en zona de números rojos. Quiebra. Aún no, pero sí déficit.

Ñoño, trabajo extra y fuera de la citación

La ausencia de Ñoño es la gran sorpresa en la lista de Sergio Rodríguez. El gaditano aún no ha debutado en la Liga esta campaña, aunque en los dos partidos anteriores se sentó en el banquillo. Jugador y técnico estuvieron hablando al final del entrenamiento de ayer y el atacante se quedó trabajando a las órdenes de Héctor Urquiaga. Labor extra y específica. El andaluz tendrá que mejorar si quiere jugar.

Sergio Rodríguez no apelará a una revolución en Calahorra, aunque sí que puede introducir cambios. Es evidente que no puede permitirse otro partido como el vivido ante el Haro. Ander Vitoria puede entrar por fin en el once inicial a pesar de que en los dos primeros encuentros el técnico ha elegido antes a Osama que a él. La idea de combinar juego corto y largo da más opciones al vasco, que se mueve muy bien de espaldas a la portería. En la zaga, Gorka será titular ante la ausencia de Míchel Zabaco. Y además, Rodríguez necesita agitar el árbol.

El otro nombre propio es el de Víctor Socorro, que firmó por la UDL el pasado lunes. El canario tiene descaro. Arranca desde la izquierda o por el centro, pero como dejó claro ayer por la mañana siempre con la intención de entrar en el área y finalizar. Virtud imprescindible en un jugador de ataque.

El Calahorra vive con holgura en la tabla, pero quiere volver a hurgar en la herida, a dejar una vez más a la UDL en el alambre. Los rojillos han comenzado la temporada mostrándose en defensa, plantando la base para no repetir los errores del curso pasado que terminaron por lastrarle tanto en la clasificación. Es la línea a seguir esta tarde. No se volverá loco el Calahorra, sabe que su rival es el que debe asumir la iniciativa, tanto por aspiraciones como por necesidad. No tendrá prisa. Sin embargo, los de Miguel Sola también quieren empezar a lucir en la parcela ofensiva, a reencontrarse con su identidad. Frente al Real Unión demostraron imaginación ofensiva y frescura, virtudes que pueden resultar claves ante un rival que ha demostrado estar todavía en construcción.

Salamanca y Barakaldo buscan la primera plaza en exclusiva

Salamanca y Barakaldo son los dos únicos equipos que han sumado los seis puntos disputados hasta el momento, privilegio que les permite este domingo pelear por la primera plaza en exclusiva, aunque para ello uno deberá sumar más puntos que el otro.

El Salamanca, a pesar de sus problemas en el banquillo, se mide en el Helmántico al Real Unión, que hasta le fecha solo ha sumado un punto, hace siete días en el Stadium Gal. Los charros son favoritos a la victoria, aunque la categoría juega malas pasadas.

El Barakaldo, que se ha colocado en la cabeza de la tabla después de ganar por la mínima a Unionistas y Guijuelo, recibe al Izarra, que el pasado domingo sumó sus tres primeros puntos, tras superar en Estella al Leioa, colista por ahora.

Ayer se jugaron tres partidos, incluido el vivido en El Mazo. En Zubieta, la Real Sociedad B se impuso por 2-0 y se ubica al frente de la tabla, a la espera de lo que suceda hoy. En Tajonar, Osasuna goleó al Arenas con facilidad (4-1).

Miguel Sola es un entrenador acostumbrado a jugar mucho con sus alineaciones, pero ha encontrado pronto un bloque de confianza y no se esperan demasiadas variaciones en el once titular que se mida a los blanquirrojos. Cristian podría volver a repetir en la medular junto a Parla, como en Lezama, mientras que en el extremo izquierdo, tras probar con Iván y Goñi, cuenta con opciones José Ramón a banda cambiada, con Yasin en la derecha.

Las dos únicas bajas en la convocatoria rojilla son las esperadas de Carralero, que comienza ahora su recuperación, y de Emilio, que tampoco ha podido entrenarse esta semana. Miguel Sola ha convocado a los 18 jugadores restantes de la primera plantilla más el central Joan Rojas, uno de los más destacados de este inicio de liga, y el extremo Iván Martínez. Tendrá que realizar dos descartes antes de un partido que La Planilla espera con expectación y la ilusión de repetir experiencias pasadas.