CD CALAHORRA

Entrenarse tras 1.000 kilómetros

Regino (izq.) habla con Álvaro González y Sergio Parla en el entrenamiento de ayer en La Planilla. :: sergio martínez/
Regino (izq.) habla con Álvaro González y Sergio Parla en el entrenamiento de ayer en La Planilla. :: sergio martínez

El lateral Regino viajó de Cádiz a La Rioja el miércoles para incorporarse ayer a las sesiones del Calahorra

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

Días de novedades en la preparación del Calahorra. El miércoles fue Sergio Benito el que se incorporó a los entrenamientos después de su presentación oficial como jugador rojillo. Un día de nervios e ilusión para el calagurritano. En la sesión de ayer fue otra la cara nueva, José Franco 'Regino', el lateral anunciado y que después de un viaje de mil kilómetros desde tierras gaditanas a La Rioja conoció a su nuevo equipo en La Planilla.

Regino es un jugador acostumbrado a los viajes, ya que durante cuatro años vivió en Tailandia, Malasia y Chipre, desarrollando una curiosa carrera. Un futbolista que no ha dado la espalda a las opciones internacionales e incluso ha tenido ofertas para salir de nuevo. Tras militar en el Ebro el curso pasado, regresó en verano a su tierra para jugar en Tercera con el Xerez Deportivo, equipo en el que era un fijo, llamando de nuevo la atención a varios clubes de Segunda B. El Calahorra fue el que finalmente cerró la operación de forma positiva.

Más

Regino cuenta con un perfil que cuadraba a la perfección con lo pretendido por la dirección deportiva rojilla: un lateral derecho experimentado que también pudiese actuar como central. Un fichaje que abre numerosas variantes a Miguel Sola, que podría adelantar la posición de Yasin, probar otras combinaciones en la zaga o incluso jugar con tres centrales y dos carrileros. Regino tendrá primero que amoldarse a las fórmulas de trabajo rojillas, y en su primer entrenamiento se mostró intenso y participativo, conversando con varios compañeros sobre diversos planteamientos y ejercicios.

También resultó interesante comprobar la adaptación de Sergio Benito, que en unas pocas jugadas del partido disputado al final de la sesión demostró su capacidad de desborde y movilidad. Otra posibilidad con la que podrá jugar Sola, especialmente como revulsivo en las segundas mitades, algo que ha faltado en ciertos encuentros. Por otra parte, Txomin Barcina se entrenó con normalidad en su proceso de reintegración al grupo tras la lesión sufrida en los isquiotibiales ante el Tudelano. Todavía queda trabajo para el extremo riojano, pero su recuperación definitiva está más cerca.

 

Fotos

Vídeos