Ejercicios de centro y remate para concluir la primera sesión

La UD Logroñés regresó ayer a los entrenamientos bajo una persistente lluvia que acompañó a todos sus integrantes de principio a fin. El técnico planificó una primera sesión escalonada para sus jugadores. Unos se fueron a vestuarios antes que otros, para trabajar en prevención y no forzar más los cuerpos. Miguel Santos y César Remón se quedaron en el gimnasio, centrados en la recuperación de sus respectivas lesiones.

A pesar de ser el primer día de trabajo de la semana, cuerpo técnico y algunos jugadores cerraron la sesión con ejercicios propios del fútbol ofensivo. Movimientos desde el centro hacia las bandas, centro y remate. A la UDL le cuesta hacer goles.