La dulce resaca del 'clásico'

Abrigados. Mucha gente joven en las gradas. Y todo el mundo muy abrigado para combatir el frío./
Abrigados. Mucha gente joven en las gradas. Y todo el mundo muy abrigado para combatir el frío.

El público llegó a Las Gaunas con el Barça-Madrid aún la mente y se fue con los golazos de Ñoño y Marcos André en la retina

ELOY MADORRÁN FERNANDO DÍAZ

Lopetegui, VAR, paliza, ridículo, Marcelo, Bale, Luis Suárez... Estos son algunos de los nombres que se escuchaban ayer antes del inicio del duelo entre la UD Logroñés y el Amorebieta. La afición blanquirroja llegaba a Las Gaunas muy justa de tiempo, incluso con el partido empezado.

Para unos era tarde de risas (los culés) y para otros, de llanto (los madridistas), pero para todos ellos era una tarde fría y desagradable. Pero el amor a los colores es más fuerte que lo demás y 2.700 valientes se acercaron al Municipal (ayer los socios podían ir acompañados de otra persona).

No les costó mucho tiempo a los aficionados de la UDL cambiar el chip, olvidarse del 'clásico' y meterse en el partido. Primero la lesión de Andy. ¡Otra más! Y más tarde el golazo de falta directa que anotó Ñoño. Lanzamiento preciso y precioso, superando la barrera y alojándose en el fondo de la portería del Amorebieta a pesar de la gran estirada de Jon Mikel. Cualquier ocasión de aplaudir en tardes frías como la de ayer viene bien, y si es por un gol así, mucho mejor.

Antes del descanso un más que posible penalti sobre Rubén Martínez agitó a los espectadores. No pasó nada.

Y tras el descanso llegó lo mejor de la tarde. Marcos André se sacó de la chistera una excelente acción individual que finalizó con un gran lanzamiento lejano que se coló por la escuadra de la portería visitante. Más aplausos.

Final del partido. La UD Logroñés ya es quinta en la clasificación a tres puntos de los puestos de 'play off'. Y ya nadie habla de Lopetegui ni de Luis Suárez. Se habla del trabajo o de las clases del día siguiente. Se habla de realidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos