Fútbol | CD Calahorra

Una duda y una recuperación

Carralero realiza ejercicios de recuperación en el entrenamiento del jueves. :: s.m./
Carralero realiza ejercicios de recuperación en el entrenamiento del jueves. :: s.m.

Morgado se está entrenando al margen mientras que Carralero ya pisa el césped

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

El Calahorra viaja este domingo a Burgos con la idea clara de dar continuidad a su inercia positiva de las primeras semanas de competición y mantenerse como uno de los siete equipos del grupo que aún no ha perdido. Miguel Sola ha querido esta semana bajar algo el ritmo de entrenamientos, madurando por otra parte posibles variaciones en su alineación, alguna de ellas quizá obligadas, como la de Alberto Morgado, que es duda para el encuentro de mañana.

En el último entrenamiento de la semana, que celebrarán esta misma mañana los rojillos, el técnico tendrá que decidir si contar o no con su lateral izquierdo titular. Hasta ahora, Morgado, al igual que sus otros tres compañeros de la zaga calagurritana, había jugado todos los minutos, ofreciendo además un buen rendimiento, de menos a más. De sus botas nació el tanto que supuso el empate ante la UDL, manteniendo en líneas generales una sobria disposición defensiva.

Pero no todo fueron buenas noticias para el lateral vitoriano en el derbi, y es que sufrió un golpe en el cuádriceps que le ha impedido ejercitarse con normalidad esta semana. Morgado se ha entrenado al margen, pero Miguel Sola no descarta su participación en El Plantío. Esta mañana realizará la prueba definitiva. En caso de no ser de la partida, Julen Arellano tendrá que tomar la alternativa. El lateral navarro no ha debutado aún esta temporada e incluso se ha quedado fuera de alguna convocatoria, como en la del último partido, pero su experiencia en la categoría y sus buenas actuaciones en los entrenamientos suponen una garantía en caso de que tenga que sustituir a su compañero tocado.

Miguel Sola no descarta la participación de Morgado en El Plantío. Su alternativa sería Julen Arellano

Por otra parte, la enfermería rojilla sigue pendiente de Fernando Carralero. El extremo andaluz se lesionó en pretemporada, precisamente ante el Burgos, hace más de un mes, sufriendo una fractura de meseta tibial externa. Un contratiempo que le ha impedido participar en este arranque de temporada y que le lastrará cuando ya esté disponible. Carralero ya comienza a ver cercano su regreso al equipo, comenzando a trabajar en el verde, aunque todavía al margen y realizando suaves ejercicios de la primera fase de su recuperación.

Todavía restan varias semanas para poder ver al extremo al máximo nivel. Mientras, Miguel Sola sigue buscando una solución idónea para ocupar esa posición en la banda izquierda después de optar por tres jugadores diferentes en los partidos previos: Iván Martínez, Goñi y Parla. En Burgos podría repetir con alguno de ellos, optar por José Ramón a pierna cambiada o por Jorge Fernández escorado.