Dolorosa derrota en Las Gaunas

Encuentro UDL-Sporting. /Fernando Díaz
Encuentro UDL-Sporting. / Fernando Díaz

Una UDL inoperante se deja los tres puntos ante el Sporting B en el peor partido del año

LA RIOJALogroño

Un equipo inoperante, cansado tras la cabalgada de Copa, pero fundido en las ideas y en la intensidad. Un equipo que se ha dado de bruces contra sus propias expectativas, y se ha despertado a una realidad que es, básicamente, la de todos los años: ver que la liga va a otro ritmo mientreas él se queda rezagado. Un equipo que, a día de hoy, duerme en posición de promoción de descenso.

Tras el subidón del miércoles en Cartagena (y no se puede negar la influencia de semejante paliza de partido y viaje) lo de este domingo en Las Gaunas ha sido un auténtico bajonazo. El Sporting se lleva el botín mateo de la UDL haciendo lo mínimo que se puede hacer: defender con dos líneas de cinco (y hasta seis, la primera) y aprovechar dos regalitos del contrario.

Porque, en fin, la UDL vuelve a repetir los problemas tan típicos otros años: falta de intensidad y creación delante, y errores puntuales atrás de ésos que suelen costarte la vida.

0 UD Logroñés

Miguel, Santos (Víctor, 80'), Flaño (Rubén, 71'), Caneda, Santamaría, Remíon, Ñoño, Carles Salvador, Ander Vitoria, Rayco, Borja (Marcos André, 58')

2 Sporting B

Javi Benítez, Milovanov, Riego (Espeso, 59'), Pelayo, Zalaya, Aizpiri, Pablo Fernández (Villalón, 87'), Pedro Díaz, Gorka Santamaría (Sandoval, 76'), Rubén Sánchez, Carlos Cordero

goles
0-1, Santamaría (25'). 0-2, Milovanov, 71')
incidencias
2.780 espectadores, según el club. El seleccionador español sub 21, el jarrero Luis de la Fuente, hizo el saque de honor

En la primera parte, la UDL hizo un tiro a puerta: en el 44, Rayco la mandó a la grada. Poco, muy poco, para 45 minutos de posesión casi única, sin profundidad ni tiro. Mientras, el Sporting ya había hecho su gol, en el 25. Gracias a un regalo colectivo de la defensa riojana, que dejó a Riego entrar por la izquierda como Pedro por su casa y dejó también que Gorka Santamaría tuviese un pasillo entre los dos centrales para rematar solo. Algo que no es la primera vez que pasa.

Sin reacción

En la segunda mitad, más de lo mismo. Exactamente de lo mismo: posesión estéril ante un rival muy cerradito, que tuvo una y volvió a clavarla. Fue en el 71, tras un córner. Tocó Zalaya, paró Miguel, y el balón se paseó por el área sin que nadie lo despejara para llegarle, en la frontal, al lateral Bogdan Milovanov, que engatilló para hacer el segundo.

Cierto que la UDL quiso, aunque no pudo. Algunas oportunidades llegaron: un remate de Marcos André en el 65, por ejemplo. O una buena jugada de Ñoño que remató para que el portero se luciera y el rechace pasara a un palmo de Rayco y Marcos André, que entraban solos.

O, porque cuando un equipo está de negras no le sale bien nada, un disparo al palo de Carlos Salvador que llegó a la cabeza de Vitoria que, solo, la tiró fuera.

En fin. Errores repetidos, como un inicio a bajas revoluciones, balones perdidos entre los dos centrales, la incapacidad de reaccionar ni los jugadores ni desde el vestuario ni los cambios.

Un horror, en fin. La UD Logroñés se va de la cuarta jornada en puesto de promoción de descenso. Y visita la semana que viene Calahorra, donde un equipo con muchas menos pretensiones de inicio anda también en puestos de promoción... pero de ascenso.

 

Fotos

Vídeos