Fútbol

El Calahorra se trae de Asturias una gran victoria

Abrazos y felicitaciones del Calahorra. /Sergio Martínez
Abrazos y felicitaciones del Calahorra. / Sergio Martínez

Los rojillos ganan al Sporting B en Mareo por 2-3

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

El Calahorra ha superado al Sporting B en Gijón por 2-3 y suma tres puntos vitales para fijar una trayectoria en positivo después de una competición en la que luce un un poco intermitente.

El triunfo en Asturias se fraguó desde la pizarra ya que el entrenador Miguel Sola dibujó un planteamiento diferente a los que ha realizado hasta el momento en la temporada. Trazo un 4-1-3-2 con ese '1' para Parla con labor de enganche por delante de la defensa y lo cierto es que le dio muy buenos resultados y eso que el partido ya empezó torcido con la lesión de Barace que tuvo que ser reemplazado sin haber empezado el balón a rodar.

Fieles al estilo de aguante y contragolpe, el Calahorra pronto se sintió cómodo sobre el césped de Mareo y tras sacudirse el susto de un tiro de Berto, enesguida empezó a moverse como si fuera una escuadra romana en formación de flecha. De menor a mayor densidad conforme el rival avanza metros. Así en el minuto 14, Ubis se elevaba muy bien y anotaba el primero de cabeza tras un pase de Auzmendi. El remate, casi sin ángulo, sirvió para dar un empujón moral a los rojillos después del tropiezo de la semana anterior.

Cabalgó mejor por el partido el Calahorra con el gol a favor aunque sufrió el hielo en la espalda cuando un pase de Manzambi se paseaba por delante de la portería riojana sin encontrar un pie para empujar a las mallas.

La fortuna volvió a aliarse con los chicos de La Planilla, un día más jaleados en las gradas por un montón de aficionados, ya que en el minuto 26 Javi Barrio, también de cabeza, ponía el 0-2 en el marcardor. Un fallo del Sporting en una jugada anterior acababa en un saque de esquina que fue aprovechado para el remate por Barrio desde el segundo palo. La fortuna, esquiva hace siete, días, les saludaba en el partido.

Pero la zozobra volvió a apoderarse del Calahorra en los últimos compases del primer periodo ya que a falta de cinco minutos para entrar en la caseta, Berto González recortaba distancias tras anotar en una jugada de ataque del Sporting bastante larga y que se saldó, en primera instancia, con el rechace de Zabal que fue aprovechado por Berto.

Y parada de un penalti

Los apuros y la sensación de 'qué poco dura la alegría en casa del pobre' volvía a apoderarse del Calahorra ya que Javi Barrio derribaba a Manzambi en el área y el colegiado decretaba tarjeta para el jugador y, cómo no, penalti.

Doble ración de pena máxima para el Sporting. La primera porque Pedro Díaz era el encargado de comerse el caramelito del penalti y llevar al equipo al descanso con la igualada, pero la segunda fue la literal, cuando vio que Zabal le adivinaba el disparo y desjejaba a córner el tiro.

Arrancó el partido tras el paso por la fuente con varias acciones de aproximación. Por el Sporting, Villalón disparaba con intención, pero la defensa riojana taponaba el envío. Rodrigo y Cárdenas también amenazaban al rival.

El Calahorra mostró un gran aplomo en esta segunda parte. Cerró el partido a cal y canto y empezó a maniobrar hasta con la soltura de quien va por delante en el marcador. Se sentían muy cómodos y el equipo daba una sensación de ser un bloque inexpugnable por la manera de tratar del balón y la personalidad con la que lo hacían.

En este pasaje central del segundo acto se tuvo que retirar lesionado del campo Morgado, que dio síntomas de no estar plenamente recuperado de sus molestias. También se cargó de tarjetas Ubis y se perderá el siguiente partido en casa contra el Vitoria.

Lo mejor estaba por llegar con el tercer tanto del Calahorra. Rodrigo, en ungada personal por la derecha y cabalgada al centro, soltaba un tremendo zapatazo de zurda que se colaba por la escuadra asturiana para alborozo del equipo y de los seguidores desplazados hasta Gijón.

El tercer debía dar una calma extraordinaria al Calahorra a falta de un cuarto de hora para la finalización, pero... Una vez más el Sproting apretaba con un nuevol tanto. Pedro Díaz acertaba tras una pared con Morilla por la banda derecha, que hasta ese momento había estado muy bien guarecida.

El mismo cuarto de hora se enfrentaba ahora a la teoría de la relatividad con un Sporting volcado y un Calahorra al que no le dejan comerse el postre con tranquilidad.

Pero no. Esta vez no hubo más sobresaltos y el bloque riojano culminó una victoria que le coloca con 21 puntos y muy bien centradito en la clasificación.

Sigue el partido en directo

 

Fotos

Vídeos